Las bodas más caras de la historia

Estas celebraciones tuvieron presupuestos gigantescos que las convirtieron en eventos verdaderamente fastuosos.

La boda de Kate Middleton y el príncipe William ha sido una de las más mediáticas y caras de la historia. Foto: Archivo
La boda de Kate Middleton y el príncipe William ha sido una de las más mediáticas y caras de la historia. Foto: Archivo
Gente con clase Redacción Clase 06/04/2016 14:14 Actualizada 13:01

Estas parejas decidieron “echar la casa por la ventana” en uno de los días más especiales de su vida: su casamiento. A continuación te decimos cuáles han sido las bodas que no tuvieron ningún problema por el presupuesto y terminaron siendo eventos verdaderamente fastuosos.

La boda de Kate Middleton y el príncipe William, ahora duques de Cambridge, se celebró en 2011 en la  abadía de Westminster. Además de ser una de las bodas más mediáticas de toda la historia, pues se transmitió en vivo a muchos países, también ha sido una de las más caras, tuvo un costo aproximado de 23 millones de euros.

Una de las últimas bodas más fastuosas fue la del magnate británico Sanjay Hinduja y la diseñadora Anusuya Mahtani, la cual incluyó diversos eventos y fue realizada en febrero de 2015. El enlace se realizó en el hotel Jagmandir Island Palace, en la India. Esta fiesta incluyó aviones privados, alta cocina de 16 países, 16 mil invitados a todos los eventos y shows de artistas como Jennifer López y Nicole Scherzinger. El costo aproximado de la celebración fue de 20 millones de euros.

Petra Ecclestone, hija del magnate Bernie Ecclestone, y James Stunt se casaron en un castillo italiano en 2011. La boda tuvo un costo aproximado de 7 millones de dólares y entre los invitados estuvieron Sarah Ferguson y la familia Hilton.

Chelsea Clinton, hija del ex presidente Bill Clinton, y Marc Mezvinsky se casaron en una romántica boda después de cinco años de noviazgo. La pareja se casó en la Mansion Astor, ubicada en una pequeña población del estado de Nueva York. La celebración, llevada a cabo en 2010, tuvo un costo aproximado de 5 millones de dólares.

La actriz Liza Minelli y el productor David Gest contrajeron matrimonio en 2002 ante unos 500 invitados. Los padrinos de este enlace fueron nada más y nada menos que Michael Jackson y Elizabeth Taylor. Además de contar con unos padrinos de lujo, los novios gastaron 3 millones 500 mil dólares en la celebración. Liza y David se separaron en 2007.

El músico Paul McCartney contrajo matrimonio por segunda ocasión con la ex modelo Heather Mills en 2002. Este enlace tuvo un costo estimado en 3 millones 500 mil dólares e incluyó una ceremonia al estilo de la India, un menú vegetariano y fuegos pirotécnicos, los cuales fueron disfrutados por 300 invitados. McCartney y Mills se divorciaron en 2008.

La actriz Salma Hayek y el empresario François-Henri Pinault gastaron 3 millones 500 mil dólares en una elegante boda celebrada en Venecia, en febrero de 2009. Al enlace asistieron celebridades como Penélope Cruz y Bono. La pareja continúa siendo una de las más sólidas del medio.

La actriz Elizabeth Hurley y el empresario Arun Nayar invirtieron un presupuesto aproximado de 3 millones de dólares en la celebración de su matrimonio, la cual duró ocho días y tuvo dos ceremonias, una realizada en Reino Unido y la otra en la India. Hurley y Nayar se separaron en 2010. 

El enlace matrimonial entre la princesa sueca heredera al trono, Victoria, y el empresario Daniel Westling, llevado a cabo en la catedral de Estocolmo en 2010, tuvo un costo de 2 millones 600 mil dólares. A la celebración acudieron representantes de las casas reales europeas y el banquete se ofreció en el palacio real de Estocolmo. Los príncipes le dieron hace un mes la bienvenida a su segundo hijo.

Tom Cruise y Katie Holmes se casaron en 2006 en el mismo castillo italiano en el que tiempo después contrajeron matrimonio Petra Ecclestone y James Stunt. El enlace matrimonial de las estrellas de Hollywood convocó a diversas celebridades, entre ellas David y Victoria Beckham, Will Smith y Jennifer López. La celebración tuvo un costo de 2 millones de dólares y el matrimonio tuvo una duración de seis años.