Aunque la estrella de televisión niega haberse sometido a alguna cirugía plástica, los cambios en su imagen son muy notorios.
Vanessa Pérez
La empresaria ha invertido mucho en su imagen, ya parece una tradición en su familia.  (Foto: Archivo)

La empresaria ha invertido mucho en su imagen, ya parece una tradición en su familia. (Foto: Archivo)

Todos hemos sido testigos del cambio físico que ha sufrido Kim Kardashian, más allá que sea una mujer camaleónica que le encanta cambiar su look constantemente, es obvio que ha sufrido cambios físicos. 

La estrella de televisión ha negado una y otra vez que haya entrado al quirófano para mejorar su rostro o cuerpo, pero seamos sinceros, su transformación es muy evidente. ¿Están de acuerdo?

En su adolescencia, Kim tenía una nariz más ancha y con la punta ligeramente hacia abajo, su rostro era redondo y los labios no eran tan gruesos como los tiene ahora. 

Así que es evidente que se operó la nariz para adelgazarla y respingarla; además se hizo un arreglito en los pómulos, lo que hizo que su rostro se afilara. Y se inyectó botox para que sus labios se hicieran más gruesos. 

Además, seguramente acudió con un buen dermatólogo pues las imperfecciones que tenía desaparecieron y ahora tiene un cutis terso, liso y perfecto, como de porcelana. 

Kim Kardashian ha invertido mucho en su imagen y no es la única de su familia que ha recurrido a los remedios estéticos para verse mejor, qué me dicen de su padrastro Bruce Jenner, quien se operó todo para convertirse en una mujer, en la sexy Caitlyn. 

field_id_youtube)) { ?>