Famosas que casi lo pierden todo por un hombre

Debido al amor que le profesaron a su pareja, estas celebridades pasaron algún tiempo en tribunales, su fama y fortuna se vieron desgastadas, y, en algunos casos, perdieron hasta la vida.

Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera se enrolaron en una batalla legal de dos años para firmar su divorcio. Foto: Archivo
Paulina Rubio y Nicolás Vallejo Nágera se enrolaron en una batalla legal de dos años para firmar su divorcio. Foto: Archivo
Gente con clase Redacción Clase 20/01/2016 18:20 Actualizada 13:01

Al principio todo fue miel sobre hojuelas en estas relaciones, sin embargo, la violencia, las drogas, los chantajes, intereses o delitos de las parejas de estas celebridades hicieron que ellas lo perdieran casi todo. Algunas de estas famosas decidieron terminar a tiempo con las relaciones que las estaban afectando, sin embargo, otras no consiguieron hacerlo y terminaron perdiendo hasta la vida.

 

Infanta Cristina

(Foto: Archivo)

La infanta Cristina contrajo matrimonio con Iñaki Urdangarin en octubre de 1997. La vida de los duques de Palma de Mallorca, título que les fue concedido como regalo de bodas, transcurrió tranquilamente en Barcelona por muchos años, hasta que se dio a conocer su implicación en posibles delitos fiscales y de lavado de dinero (el llamado caso Nóos, por ser desde el Instituto Nóos, presidido por Iñaki, desde donde se realizaron los desvíos de fondos y el fraude fiscal).

Luego de que el caso Nóos se dio a conocer en los medios, los duques fueron retirados de la vida pública de la familia real española. En uno de sus discursos públicos, el rey Juan Carlos llegó a pronunciarse a favor de que las personas con responsabilidades públicas se ajusten a la legalidad cuando actuaran de manera irregular.

Desde antes de ser rey, Felipe de Borbón de alejó de su hermana y a los pocos meses de convertirse en monarca le revocó al matrimonio el título de duques. Aunque la revocación del título no tiene consecuencias penales, sí fue de gran impacto para los ciudadanos españoles.

Ahora es muy probable que a la infanta se le revoque la Medalla de Oro que le otorgó el gobierno de Barcelona el 27 de junio de 1997, así como el trato de “Excelentísima Señora” y el trato protocolario que le acompañaban, esto derivado también por su relación con el caso Nóos.

 

Shakira

(Foto: Archivo)

La colombiana mantuvo una relación con el argentino Antonio de la Rua durante 11 años. Poco tiempo después de que iniciaron su romance, él se convirtió en el manager de la intérprete y formaron una asociación a través de la cual adquirieron varias propiedades en Colombia, República Dominicana, Miami y Nueva York.

Los rumores de infidelidades persiguieron a la pareja por mucho tiempo y su ruptura definitiva se dio en enero de 2011. Después de dar por finalizada su relación, Antonio intentó demandar a la intérprete en varias ocasiones con la intención de obtener una millonaria indemnización, argumentando que el éxito de Shakira se debe en gran parte a él. Ninguna de las demandas prosperó, pues los tribunales determinaron que el argentino carece de derechos sobre los bienes de la cantante. 

 

Paulina Rubio

(Foto: Archivo)

Después de mantener un matrimonio de cinco años, la intérprete mexicana y Nicolás Vallejo Nágera se enrolaron en una batalla legal de dos años, para, en 2014 firmar su divorcio. Además del largo proceso de separación al que se vio sometida “la chica dorada”, ésta también tiene que pagar una pensión a su ex esposo, la cual asciende a un monto total de 243 mil dólares, y será liquidada en un plazo de tres años.

 

Whitney Houston

(Foto: Archivo)

Medios estadounidenses señalan a Bobby Brown como el culpable de llevar a Whitney por el camino autodestructivo que tomó en los últimos años de su vida. Según dichos medios, el ex esposo de la intérprete es responsable de que sus canciones ya no conquistaran los puestos que consiguieron antes de su matrimonio, así como de los constantes escándalos, relacionados con drogas, en los que se veía envuelta frecuentemente. 

La propia Whitney señaló a su ex esposo como el responsable de sus adicciones y también lo acusó de violencia doméstica. “Cuando quieres a una persona, la quieres, no puedes dejar de quererla porque tú tengas una imagen diferente, Bobby y yo salimos prácticamente del mismo sitio”, comentó en alguna ocasión. 

Bobby, también intérprete, contaba con una larga lista de detenciones y estancias en la cárcel por posesión de drogas o por no pagar la pensión de sus hijos, nacidos de otra relación. Aunque se divorciaron en 2007, Whitney no pudo abandonar el camino de las adicciones por el que la condujo su ex esposo y falleció por ahogamiento el 11 de febrero de 2012. En la habitación de hotel donde murió la intérprete se encontraron restos de drogas y utensilios para consumirlas, y la autopsia reveló que su tabique nasal tenía un agujero producto del consumo de cocaína. 

 

Bobbi Kristina Brown

(Foto: Archivo)

La hija de Whitney Houston tuvo su propia historia de amor trágica. Bobbi mantuvo una relación con Nick Gordon, quien había llegado a vivir a la casa de la familia cuando tenía 12 años y a quien la propia Bobbi consideraba como un hermano, sin embargo, la relación se tornó tortuosa y se llenó de abusos físicos y psicológicos. 

El 31 de enero de 2015, Bobbi fue hallada inconsciente, boca abajo en la tina de su baño, luego de lo cual fue hospitalizada y permaneció en coma durante seis meses antes de morir, el 26 de julio de 2015. Los tutores de Bobbi mantienen una demanda contra Nick Gordon, lo acusan de administrarle un cóctel de drogas a la joven y de colocarla boca abajo en la tina llena de agua fría, además, también lo señalan de haberla maltratado física y psicológicamente y de querer adueñarse de su fortuna.

Algunos medios estadounidenses dieron a conocer que Bobby era adicta la heroína, cocaína, al alcohol y a algunos medicamentos. Después de la muerte de su famosa mamá, la joven fue internada varias veces en clínicas de rehabilitación.