El legado de Robert

A la hora de comprar una botella queremos tener siempre la certeza de descubrir el sabor perfecto que nos incite y eduque el paladar.

Foodie con Clase 10/02/2016 18:06 Actualizada 13:01

El mundo del vino es increíble. Descubrirlo, una osadía. Porque, hasta cierto punto, hay que dejarse llevar… un poco.  A la hora de comprar una botella queremos tener siempre la certeza de descubrir el sabor perfecto que nos incite y eduque el paladar. En esta ocasión, nos tocó llegar a una “licorería” pobre… por ponerle un nombre amable. Estábamos en un pueblo muy sencillo, y las opciones eran escasas. 

A “vista de buen cubero”,  había dos botellas de buen ver. Pero por una de ellas, metíamos las manos al fuego. ¡Estábamos seguros de que nuestra compra era perfecta! Su precio no nos cuadraba. ¡Todavía no sé si fue una ganga, o el de la tiendita no tenía ni idea de lo que estaba vendiendo! De entrada, Cabernet Sauvignon. ¡No hay pierde! ¡Pero la firma del vino… ROBERT MONDAVI! Los amantes del vino sabemos quien es este hombre. Un verdadero visionario. Sí, líder e innovador. Tan es así, que es el responsable de haber descorchado el potencial mundial de los vinos de California.

Nació en Virginia, el 18 de Junio del año 1913, en el seno de una familia de inmigrantes italianos. “Bref” heredó de su padre, con su hermano Peter, la bodega Charles Krug que había comprado en 1943. La típica historia, los hermanos se pelean y la separación fue inevitable e insoportable. 

Robert Mondavi alcanzó la cima de los vinos de California en la década de los 70. Con su éxito, adquirió otra bodega: Woodbridge. Se asoció con el Barón Philippe de Rothschild para lanzar Opus One. ¡Sí, Opus One! Y así demostró que los vinos californianos (no europeos) podían ser tan caros como sus primos franceses. Solo para que se den una idea: las 12 primeras botellas se vendieron en una subasta por 24.000 dólares…. En el 2000 vendió más de 7,5 millones de cajas (comper). Más o menos ganó 428 millones de dólares. Esto, en una época donde California se concentraba en vender vinos económicos. En otras palabras, Mondavi fue responsable de la popularización del “chardonnay”, el vino blanco más conocido del Estado de California.

Robert Mondavi falleció el jueves 16 de Mayo del 2008 a los 94 años de edad, después de una vida dedicada al vino, que le convirtió en el emblema del reconocimiento mundial de la viticultura californiana. Murió en su casa, en la zona vitivinícola de Napa Valley. Es para nosotros (mi esposo y yo) unas de las mas ilustres personalidades que han dejado huella en el mundo vitivinícola. Afortunadamente encontramos su legado fecundando en una botella: 

ROBERT MONDAVI, Private Selection 2013, California.