Básculas reales

Las mujeres y el peso corporal son un tema del que ni las royals se salvan, muchas de ellas han visto expuestos sus problemas de talla de manera pública.

Estos son los casos más sonados. (Foto: Getty Images)
Estos son los casos más sonados. (Foto: Getty Images)
Realeza Texto: Ana Laura Sánchez Díaz-Monge/ Fotos: Getty Images 08/10/2015 17:53 Actualizada 13:00

Las representantes de la realeza tienen mucha presión sobre los hombros, además de seguir el riguroso protocolo deben lucir elegantes y guapas porque son las reinas o princesas. Tal vez sea por eso que el tema del peso corporal sea un tema muy expuesto entre las royals, aquí los casos más sonadas: 

Letizia Ortiz

La reina de España tampoco se ha librado de este problema. En 2005 y tras aparecer en varios actos oficiales luciendo un físico esquelético, Doña Letizia se convirtió en el centro de atención de todas las miradas. 

Para acallar estos rumores, la Casa del Rey tuvo que emitir un comunicado en el que desmentía los supuestos trastornos de Doña Letizia: “Es absolutamente falso que la Princesa de Asturias padezca anorexia”. Pese a este comunicado, de vez en cuando vuelven a surgir estos rumores tanto en la prensa española como europea, su delgadez parece que siempre dará de qué hablar.

 

Diana de Gales

Cuando todavía estaba casada con el Príncipe Carlos, Diana de Gales vivió momentos de mucha tensión y depresiones muy fuertes al ver cómo su marido se escapaba para verse en secreto con su amante Camilla. 

A causa de esta situación, la joven se volvió anoréxica y bulímica, llegando a poner su salud en peligro ya que intentó suicidarse en más de una ocasión. Según se dice esto ocurría desde antes de casarse, incluso cuentan que Carlos se quejó con un amigo cercano por  su olor a vómito durante la luna de miel.

 

Sarah Ferguson

Los ataques contra la ex esposa del Príncipe Andrés por su sobrepeso fueron realmente hirientes para la pelirroja que luchaba con esto desde su niñez, ella acredita el abandono de su madre y su baja autoestima el haber pasado su vida subiendo y bajando de peso. 

Para su boda con el Príncipe logró llegar a la talla 6 pero de inmediato quedó embarazada, la prensa la llamaba “duchess of Pork”, finalmente perdió peso y hoy Sarah luce sensacional.

 

Máxima de Holanda 

La monarca de origen bonaerense sorprendió con nueva figura, hoy Máxima luce espectacular, más delgada y más sana, dicen que cambió sus hábitos alimenticios y comenzó a hacer ejercicio. 

La Reina de los holandeses es una mujer alta y su peso no era el ideal, es por esto que decidió someterse a una dieta que la hizo bajar varios kilos, aunque muchos aseguraban que lo hizo por salud ya que a Máxima nunca le molestó su aspecto.

 

Victoria de Suecia

Una de las primeras en hablar públicamente de sus problemas de peso fue Victoria de Suecia. La Casa Real tuvo que emitir un comunicado en 1997 en el que reconoció que la hija mayor de rey Gustavo sufría anorexia. Tras acudir a un centro de rehabilitación, la joven se recuperó totalmente de su enfermedad en el año 2000. Lejos de ocultar su problema, Victoria siempre ha querido participar en actividades contra los trastornos alimenticios cediendo su imagen.