ANUARIO: Las mascotas con más CLASE del 2015

Este año nuestros personajes nos presumieron a sus compañeros más fieles: perros, llamas y caballos.

Nuestra sección “Mascotas con CLASE” este año estuvo protagonizada por tiernos perros, caballos y hasta llamas. (Fotos: CLASE)
Nuestra sección “Mascotas con CLASE” este año estuvo protagonizada por tiernos perros, caballos y hasta llamas. (Fotos: CLASE)
Gente con clase Redacción Clase 28/12/2015 12:46 Actualizada 13:00

Nuestra sección “Mascotas con CLASE” este año estuvo protagonizada por tiernos perros, caballos y hasta llamas. Hicimos un recuento para presentarte a las mascotas más adorables de nuestros personajes. ¡No te lo pierdas!

 

Marcela Gómez y Dominga 

La mercadóloga y su esposo Juanchi Torre, fundador y director general de la plataforma Compra Moda Nacional, agrandaron su familia con una Boston Terrier a la que llamaron Dominga. 

“Fuimos a recogerla cuando estaba muy chiquita, cabía en una caja de zapatos y por lo mismo me la llevé enseguida al veterinario para que la revisara y todo estuviera bien”, dijo Marcela. 

Los cuidados que la pareja tuvo que darle eran como de un bebé, ya que podía correr el riesgo de enfermarse gravemente, por lo cual Marce cambió por unos meses su rutina para darse un tiempo de ver a Dominga, quien es juguetona y muy cariñosa. 

 

 

Andrea Wade y Pucci

La fashionista es amante de entrar a las tiendas de perros solamente a verlos. Nunca imaginó que un día se encontraría con Pucci de un mes y medio de edad y que se enamoraría al instante del can, por lo que no dudó en comprarlo y llevarlo a su casa. 

Desde aquel día ya pasaron cuatro años y son inseparables. Andrea adora a su pequeño perro el cual es muy protector y territorial con su gente, pero también muy leal, a vecves también es celoso y ladra mucho a los visitantes. 

Ella y su esposo Luis Miguel Moreno adoran a Pucci y a sus demás mascotas. “A Pucci le encanta meterse a su plato de agua mientras la toma, es muy chistoso, cuida muchísimo sus juguetes, están casi nuevos y no le gusta que estén apapachándolo”, nos contó Andrea. 

 

 

Kitzia Mitre y sus exóticas mascotas

La diseñadora heredó el amor por los animales de su familia. Su bisabuela Elena Díaz-Lombardo, esposa de Gustavo Baz Prada, tenía un zoológico en su casa con jirafas en el jardín, tigres y leones que después donaron al zoológico de Chapultepec; hasta su mamá Kitzia Jiménez O'Farrill, quien ha rescatado y adoptado diferentes animales. 

Kitiza tiene una gata llamada Mi que vive con ella y en su rancho en Toluca viven dos caballos llamados Ferrero y Secret; además de Manu y Pippa, una llama y un guanaco que fueron salvados de un circo de pueblo donde eran maltratados. 

 

 

Eugenio Lelo de Larrea y sus caballos 

Desde que tenía ocho años, Eugenia encontró en la nobleza de los caballos, la cualidad perfecta para hacer de ellos sus mascotas preferidas. En la intimidad de su rancho Nodín, ubicado en el Estado de México, nos presentó a Capuccino y a Amneris, los equinos con los que a diario convive y con quienes ha ganado un sinfín de competencias. 

“La nobleza del caballo es sin igual en el reino animal porque no lo puedes obligar. Es precisamente la nobleza del caballo lo que hace querer hacer lo que el ser humano le pide”, afirmó la jinete. 

 

 

Natasha Dupeyrón y Rena 

La actriz nos presentó a su bonachona y estilosa afgano, con quien encuentra muchas similitudes: “Somos súper flojas. Dormimos juntas, ella en mi cama. De hecho, ella es la reina de mi cama y la de mi casa. ¡Ella es la dueña de todo! Pasamos mucho tiempo juntas”, nos contó. 

Hace seis años que Natasha se independizó y lo primero que pensó fue en adoptar una mascota. La perrita llegó a los seis mese, desafortunadamente no siempre ha vivido con la actriz. “Me la robaron todo un año para cruzarla y tener venta de cachorros. Cuando me la quitaron, me deprimí tanto, que -la vida es muy increíble- justo el día de mi cumpleaños, una amiga me mandó una foto diciéndome: '¿No se te antoja adoptar a un gatito negro?'”. Así la actriz adoptó a Mina y después a Pana, ahora tiene puras niñas en su casa y vive feliz rodeada de sus mascotas. 

 

 

Brenda Jaet y Pinqy 

Vanessa, su hija le pidió como regalo tener un perrito y fue entonces cuando comenzaron la búsqueda. Cierto día se toparon con una Pug que se dejó acariciar por Nicole, la más pequeña de la familia, situación que hizo que de inmediato quisieran quedarse con ella.

Recuerda Brenda que además la adquirieron justo el 10 del mes 10 de 2010, así que fue significativo y como ella dice, siente que fue una señal elegirla. 

El nombre lo escogió Nicole, le gustó ponerle Pinqy, así que se la entregaron con un collar que ya tenía grabado su nombre. Los primeros seis meses fueron para educarla y es bastante entendida, sólo una vez mordió un mueble y nunca más ha pasado, sabe perfectamente que no se puede subir a los muebles ni a las camas, conoce perfecto el lugar donde duerme y se pasea por la casa.