Andrea César y sus objetos vintage

La diseñadora egresada de la Ibero encontró su pasión en la colección de objetos de antaño, con historia.

Gente con clase TEXTO: Manuel Guillén / FOTOS: Heptor Arjona 08/10/2015 18:00 Actualizada 18:55

Diseñadora textil de profesión, donde ha destacado por sus piezas únicas con manejos poco usuales de materiales. Desde hace algunos años se ha dedicado a coleccionar objetos vintage. “En realidad, mi colección comenzó porque desde niña soy como acumuladora. En particular, tengo mucho aprecio por la onda de los años cincuenta y anteriores; es como una nostalgia por esos tiempos”.

Para ella es un gusto, un disfrute por los diseños que tuvieron su momento y que ahora habitan en la memoria colectiva de las nuevas generaciones como recuerdos de otra era, pero que con tiempo y dedicación, todavía se pueden conseguir para ornamenta y registro histórico de la cultura moderna. “Principalmente, me gusta encontrar y adquirir cosas diferentes, que sean originales, que tengan un sentido o una historia trascendente”. Así, piezas que sean únicas, o bien sean difíciles de encontrar, ya sea por diseño o por utilidad, son las que prefiere al momento de adquirir objetos antiguos. 

Su colección es de alrededor de medio centenar de piezas, “todas ellas cuentan muchas historias de aquellos que las tuvieron y las compraron, ¡eso me encanta! Los objetos guardan un sentido simbólico y de recuerdos también. Es como una trascendencia del pasado”, puntualizó la coleccionista.

“No sé cuántos objetos más tengo guardados en diferentes lugares”, comentó Andrea: “En una bodega, en casa de mis padres...”.  Así mismo, además de su colección de objetos vintage, también posee una colección de elefantes, “que es mucho más común, ya que hay muchas personas que los coleccionan, pero a mí me fascinan y tengo muchos”. Es importante agregar, que Andrea está abierta a incorporar en los objetos del pasado a artículos electrónicos, como computadoras personales y celulares, “aunque muchos de ellos son desechables, no como los objetos de antes”, puntualizó la joven coleccionista.