Perla Ealy y Rogelio Cárdenas se casan por el civil

En una íntima cena en el Cipriani y tras casi cuatro años de relación, la directora de Suplementos Especiales de EL UNIVERSAL y el fundador de FOMEEC se dieron el sí ante la ley, acompañados de sus familias y amigos más cercanos

perla_ealy_rogelio_cardenas_boda_civil
Fotos: Luis Suárez y Manuel Navarrete
Gente con clase Aracely Garza 06/12/2018 11:04 Actualizada 21:07

Esperaba con ilusión este día desde hace tiempo, pero aún así Perla Ealy Díaz llegó a su boda civil con esos nervios que dan cuando la felicidad es tanta que hasta contagia a otros.

En el caso de Rogelio Cárdenas Estandía, su ahora esposo, fue todo lo contrario. Desde que le dio el anillo de compromiso a Perla, el pasado febrero, estaba más seguro y tranquilo que nunca.


 

La guapa novia llegó a las nueve de la noche con su papá, el Licenciado Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente Ejecutivo y del Consejo de Administración de EL UNIVERSAL, y a la entrada del restaurante Cipriani en Masaryk, donde fue el evento, su todavía novio la esperaba con un gran ramo de flores. Súper emocionados, Perla y Rogelio se abrazaron y él le dijo lo hermosa que se veía. “Me quedé sin palabras. Fue impactante”, nos contó el empresario sobre el momento en que vio llegar a su novia con la cual tiene una relación de casi cuatro años.

Los 30 invitados ya los esperaban en el lugar que fue increíblemente decorado por González Helfon. Perla y Rogelio se sintieron de lo más arropados por sus familiares y amigos. A la mamá de la novia, Perla Díaz de Ealy, se le salieron las lágrimas de la emoción de ver a su primera hija casarse. A Perla también la acompañaron sus hermanos: Gabriel, Juan Luis y María Teresa.

Por parte del novio estuvieron su mamá Pilar Estandía, quien organizó el civil, y la hermana menor de él, Jimena Cárdenas. A su hijo, Pilar le dijo lo feliz que estaba por él, la gran mujer que es Perla y lo orgulloso que se sentiría el papá de él, Rogelio Cárdenas Sarmiento, quien fuera dueño de El Financiero, si estuviera vivo.


 

Llegó el momento de la ceremonia en la que los casó la juez Ivonne Espinal. En ésta reinó la felicidad y las bromas, al grado que ella tuvo que pedir a los invitados que guardaran silencio para continuar.

Tras el intercambio de votos, los testigos de los novios pasaron a firmar. Los testigos principales de ella fueron la directora de Tresalia, María Asunción Aramburuzabala y Eruviel Ávila, exgobernador del Estado de México, junto con su esposa María Irene Dipp. Además, sus testigos de honor fueron sus tres hermanos así como Claudia Pretelini, hermana de la primera esposa de Enrique Peña Nieto.

“Súper feliz, como que no lo podía creer. Hasta hoy todavía no me cae el veinte de que ya estoy casada”, nos dijo la novia días después del civil sobre cómo se sentía. Ella lució un espectacular vestido de Benito Santos, fue maquillada por Francisco Dumit y el peinado estuvo a cargo de Rogelio Maturano.

Los testigos de Rogelio fueron su hermana, Jimena Cárdenas, José Kuri, su amigo de la infancia, Roberto de la Garza, uno de sus mejores amigos de Monterrey, y Guillermo Eccius, un gran amigo con el que además ve temas de su empresa FOMEEC.

Los nuevos esposos pasaron a la cena de tres tiempos y tras ésta llegó el momento de los discursos. Perla agradeció a sus papás, a sus hermanos y a sus testigos, así como a su suegra por organizar el evento. Él habló sobre el porqué cada asistente había sido invitado al civil y, al dirigirse a Perla, le dijo que siempre la va a cuidar, que estarán juntos hasta la eternidad y le expresó lo feliz que se siente de empezar esta nueva etapa con ella.

Al terminar la cena, Rogelio le tenía una gran sorpresa a Perla: diez de sus mejores amigos llegaron para unirse a la celebración y compartir con su amiga su gran felicidad.

Fer Said, su esposo Mariano Simón, Camila Rivera Río, Daniela Torres, Gina Bastida, Fernanda Woo, Paola Henaine, Patricia Marbez, Elena Bosque y Gerardo Said felicitaron al nuevo matrimonio y disfrutaron con ellos los últimos momentos de la noche.

Unos seis años después de que el papá de Perla los presentó en una cena, en la cual, por cierto, no se cayeron bien y por ello jamás hubieran imaginado que terminarían casados, la feliz pareja llegará al altar este sábado para darse el “Sí, acepto”, ante Dios.

Y es que Perla y Rogelio, que por más opuestos que parezcan se complementan de una manera muy especial, nos enseñan que el amor llega cuándo menos te lo esperas.