Alejandro Carlín y Benito Santos cuentan cómo es vestir a la primera dama para el Grito de Independencia

Los diseñadores mexicanos fueron piezas claves para la imagen de la primera dama de este sexenio

angelica rivera y enrique peña nieto
Fotos: Presidencia de México 
Gente con clase Paulina Delgado 15/09/2018 10:00 Actualizada 11:55

A punto de terminar los seis años del mandato presidencial de Enrique Peña Nieto, no podemos dejar de hablar de los outfits que ha lucido Angélica Rivera en la Ceremonia del Grito de Independencia, por ello platicamos con Alejandro Carlín y Benito Santos, diseñadores mexicanos cuyos diseños ha portado en ocasiones anteriores


"Me parece que sus outfits enviaban un mensaje de elegancia, sofisticación, sobriedad en la prenda en sí. Sin embargo, también creo que el hecho de utilizar en varias ocasiones alguna prenda de un diseñador o diseñadora mexicano mandó un mensaje de apoyo a lo hecho en México; de apoyo a lo nacional”, nos cuenta en entrevista Benito Santos, quien se encargó de diseñar el vestido que lució en su primera ocasión en el balcón central de Palacio Nacional acompañando a Enrique Peña a dar el Grito de Independencia. 

Benito Santos es el diseñador que logró vestir a la primera dama dos veces para una ceremonia del 15 de septiembre, pues en 2016 reutilizó un vestido azul que había diseñado el creativo para ella en 2014.

También puedes leer: La familia de Enrique Peña Nieto llora durante su último informe de gobierno

Para el diseñador Alejandro Carlín, ha sido muy relevante la decisión de Angélica Rivera de lucir diseños nacionales: “La Primera Dama es quien debe de portar a los diseñadores mexicanos, quien los debe de saber llevar, quien los debe de saber presumir y, evidentemente, lo sabe hacer muy bien y nos ha llevado a todos los que la hemos vestido”, explica el creador de vestido marfil que Angélica lució en 2015.

Pero… ¿cuál opinan estos diseñadores que ha sido el mejor look de la primera dama? “Es complicado sólo elegir uno. En este caso, la señora Angélica con más de un estilo lució muy bien. Yo creo que ella supo elegir con tino más de un atuendo que le sentara muy bien. Resaltaría la diversidad de looks que encajaban a la perfección con ella estéticamente”, considera Benito Santos, quien al principio del sexenio fue considerado por medios especializados como su diseñador de cabecera. Por su parte, Alejandro Carlín coincide: “¡Todos, todos! Es una mujer muy guapa, es una señora que tiene mucha clase, que tiene mucho porte que sabe llevar, que tiene muy bonito cuerpo, que tiene mucha personalidad y es muy segura de sí misma, eso la hace muy especial como primera dama”, y agrega que su favorito fue el smoking que él le diseñó “¡Es que los míos me encantan! Para mí el mejor es cuando estuvo escoltando la llama eterna en París, con mi smoking, ese para mí es uno de los mejores looks que ha llevado”.

Ser elegido para diseñar una prenda que luzca la primera dama de tu país es un big deal. Así fue para Santos y Carlín, quien explica: “que la primera dama esté portando ropa de nosotros y prendas de nosotros ha sido algo increíble, pues nos pone en el ojo del huracán en el mundo, no nada más de México, y el impulso que eso ha dado a los diseñadores mexicanos ha sido increíble”. Lo mismo que Benito Santos, quien destaca este hecho: “Para mí fue muy importante. La primera dama, en este caso, acompañó al presidente en muchos de sus protocolos, tanto nacionales como en el extranjero. En ambos casos, podríamos decir que fue una embajadora en cuanto a su atuendo, no solo de Benito Santos como diseñador, sino del diseño mexicano en general. Me pareció un muy buen gesto que hubiese utilizado estas prendas al visitar otros países”.

Y, ¿cómo es diseñar para la primera dama? Alejandro Carlín recuerda la experiencia a la perfección: “Primero es como con cualquier cliente, nada más que es un poquito más imponente porque, evidentemente, ¡la cita es en Los Pinos! Entonces partiendo de ahí es como ‘¡Wow! O sea, me están llamando en Los Pinos para una cita, para platicar del 15 de septiembre’. Fue algo muy bonito porque es entender que quería algo súper sofisticado, pero a la vez como mexicano y que resemblara esta parte de lo elegante y clásica de una mujer. Yo creo que atinamos perfecto”, dice refiriéndose a su creación marfil con bordados terminado a mano que lució en 2015 Angélica Rivera.