Magdalena de Suecia y Chris O'Neill bautizan a la princesa Adrienne

A tres meses de su nacimiento la princesa Adrienne fue bautizada en una ceremonia floral

bautizan_a_la_princesa_hija_de_magdalena_de_secia.
El bautizo de Adrianne coincide con el aniversario de boda de sus papás, Magdalena de Suecia y Chris O'Neill / Foto:EFE
Realeza Redacción Clase 08/06/2018 14:43 Actualizada 11:53

Desde que Magdalena de Suecia y Chris O´Neill decidieron formar una familia su camino en la realza de suecia ha estado marcado por distintivos cambios que han hecho en el protocolo real de su país.El bautizo de su última hija Adrienne es la prueba más fehaciente de los dicho antes.

La pequeña princesa Adrienne fue bautizada este 8 de junio en la isla de Lovön, al lugar han acudido casi todos los miembros de la familia real. Cabe destacar que la princesa tuvo seis padrinos que la acompañaron durante la ceremonia de su bautismo: Nader Panahpour, amigo de la infancia de Chris; Coralie Charriol Paul, amiga de la pareja y de la familia de joyeros Charriol; Gustav Thott, Charlotte Kreuger Cederlund y Natalie Werner.

También puedes leer: La princesa Magdalena de Suecia dio a luz a su tercer hijo

El rey por sus parte condecoró a la bebé con la Orden de los Serafines. En una gran ceremonia religiosa donde las invitadas recorrían los pasillos de la capilla real del palacio de Drottningholm con vestidos de flores muy ad hoc para la ocasión y el clima soleado. Sin embargo, esto último fue lo que comenzó a desencadenar la serie de eventos desafortunados y novedosos del bautizo real.

Pues uno de los miembros de la Guardia de Honor ha sufrido un desvanecimiento mientras formaban filas por fuera de la capilla. Acto seguido la notable ausencia de Estelle, hija del príncipe Daniel y la princesa Victoria marcó una gran incógnita entre los espectadores, pues nadie se explicaba por qué no había acompañado a sus padres al evento, no obstante, después se supo que la menor no pudo asistir por no encontrarse del todo bien.

Por último, los más pequeños de la casa real han hecho de la suyas nuevamente para robarse el protagonismo del momento. Ya que mientras estaban preparando la clásica foto del momento, la princesa Leonore decidió que era el momento perfecto para quitarse los zapatos y jugar con las pequeñas piedras que se encontraban en el lugar.

También puedes leer: ¿Quién de los príncipes de Suecia es más rico?