Eugenio Derbez, el cómico mexicano que se atrevió a ser estrella de Hollywood

Hijo de la actriz de telenovelas, Silvia Derbez, nadie imaginó que aquel cómico con papel secundario de programas como Cachún Cachún Ra Ra! y ¡Anabel! algún día tendría su propia estrella en el paseo de la Fama.

Conoce la historia de éxito de Eugenio Derbez. (Fotos: Archivo El Universal)
Gente con clase Erika Roa T. 04/03/2018 21:17 Actualizada 11:50

Cuando en 1972 Paco Malgesto visitó la casa de los Derbez para entrevistar a doña Silvia en su programa "Visitando a las Estrellas", ésta llamó a sus hijos para que participaran en él. El conductor le preguntó a Eugenio Derbez que si había pensado qué quería ser de grande a lo que él niño de sólo 11 años respondió “Sí más o menos, actor”.

Su papá, Mario Eugenio Agustín Ramón González Sánchez de Tagle, nunca estuvo de acuerdo e hizo todo lo posible para que no fuera así pero Eugenio Derbez estaba obsesionado con pisar un escenario. Ver a su madre actuar fue algo que lo marcó y deseó siempre dedicarse a eso por eso sabía que tenía que empezar cuanto antes y desde abajo. Durante muchos años combinaba sus estudios en el Centro Escolar Panamericano en la colonia del Valle con clases de canto, actuación y música.

Eugenio Derbez inició su carrera a los 12 años como extra en telenovelas e incluso como edecán en el programa En Familia con Chabelo donde éste le hacía burla cuando se equivocaba al repetir el número de concursante que participaría en las catafixias.

Después corrió con más suerte y tuvo participaciones más vistosas en los programas Cachún Cachún ra ra o en ¡Anabel! sin embargo para Eugenio Derbez no era suficiente.

También puedes leer: La primera foto de la hija de Aislinn Derbez y su encuentro con Aitana

eugenio derbez

El año 1993 fue decisivo en la carrera de Eugenio Derbez cuando Televisa creyó en él como director y actor y le dio luz verde en su programa Al derecho y al Derbez, después vino en 1997 Derbez en cuando que fue un éxito total y lo colocó como uno de los programas consentidos de la televisora de San Ángel. Ahí surgieron personajes y cápsulas como Armando Hoyos, La Familia Peluche, entre otros.

También fue llamado para producir sketch en los mundiales de futbol y juegos olímpicos en diferentes años. Su presencia era garantía de rating y el mejor humor mexicano. También hizo doblaje en cintas como Dr. Dolittle, Mulan y Shrek.

Todo iba bien e incluso logró una de las peleadas exclusivas de Televisa pero como Eugenio Derbez es un inconforme de corazón y de verdad quería ser tomado en serio participó en películas como No eres, tu soy yo, Te presento a Laura y ¡Rob! producida por Rob Schneider.

En 2013 quiso intentarlo y entonces protagonizó, co escribió y dirigió la cinta No se aceptan devoluciones que fue un éxito no sólo en México sino en Estados Unidos y otros países. En 2014 Derbez creyó que era el momento adecuado para probar suerte en Hollywood así que se mudó a Los Angeles.

Te puede interesar: Eugenio Derbez confiesa cómo se siente en los Oscar

Desde entonces todo ha ido mejor que nunca, su otra película Cómo ser un Latin Lover tuvo un gran recibimiento y Eugenio Derbez que desde entonces va de proyecto en proyecto.

En su vida personal las cosas no van de manera diferente. Su matrimonio con Alessandra Rosaldo es uno de los más sólidos que hay en el medio. Alessandra ha sido la única mujer que consiguió que Eugenio sentara cabeza y formara una familia con su hija pequeña Aitana (2014) y por supuesto también con sus otros tres hijos de tres relaciones anteriores Aislinn (1987), Vadhir (1991) y José Eduardo Derbez (1992).

Hoy Derbez fue uno de los presentadores de los premios Oscar y con su presencia en el escenario nos recordó de lo que es capaz un mexicano cuando se propone algo que parecía imposible:

Dejó su zona de confort en Televisa y se atrevió a pisar Hollywood para cumplir su sueño americano. Hoy Eugenio nos recuerda que sí se puede.

eugenio derbez