La pareja espera con ilusión la llegada de otro bebé para este verano
Erika Roa

Según nos ha revelado una fuente cercana a la pareja, Carlos y María Elena están felices por la llegada de su próximo hijo (Fotos: Archivo EL UNIVERSAL)

El 2017 fue un año de de mucha alegría, viajes y una vida familiar tranquila en el hogar de los Slim-Torruco, pero en los últimos meses de ese año, les aguardaba una sorpresa: la llegada de un nuevo bebé. Sí, María Elena Torruco y Carlos Slim Domit, nuera e hijo del hombre más poderoso de México, Carlos Slim Helú, están “embarazados” nuevamente.

El sitio “El Mundo de Regina” publicó que María Elena Torruco estaba embarazada por cuarta ocasión y CLASE lo confirmó  con una fuente cercana a la pareja quien nos dijo: “Los dos están felices con la noticia”.

Todo indicaba que esta pareja se quedaría con tres hijos, Carlos Slim III (6 años), Emiliano (4 años) y Marielle (3 años); sin embargo un nuevo bebé viene en camino y su llegada está programada para el próximo verano. 

Es probable que María Elena quiera un “cuarteto perfecto”, dos niños y dos niñas. Una compañera de juegos para Marielle sería sin duda, la cereza en el pastel de su familia.

Este bebé llega justo después de que la pareja celebrara siete años de matrimonio (el pasado 9 de octubre), tiempo en el que han formado una hermosa familia que va creciendo rápidamente. 

 

Una mamá ejemplar
Todos los embarazos de la nuera de Carlos Slim se han desarrollado en perfecta normalidad, algunos achaques en los primeros meses, pero nada más. La maternidad le sienta de maravilla a María Elena, se ve muy guapa y nunca ha subido de peso más de lo que el doctor le recomienda. De hecho suele cuidarse mucho tanto en alimentación como en ejercicio. Podría decirse que es su estado perfecto. Eso sí, procura disminuir sus eventos sociales así como algunos viajes y pasa más tiempo en casa.

Los tres hijos del matrimonio Slim-Torruco han nacido en el hospital Español en la Ciudad de México donde posiblemente también nazca su cuarto bebé. 

La llegada de Marielle estuvo marcada por una gran expectación dentro de las dos familias, ya que tardó una semana más de lo programado en nacer. 

Como buena mujer, se hizo del rogar. Sus más cercanos llamaban a diario a María Elena, decenas de whatsapps y nada hasta que la madrugada del viernes 28 de noviembre de 2015 se cumplió el sueño del matrimonio de tener una niña. Tanto Marielle como su hermano Carlos, físicamente son más parecidos a la madre de María Elena, la señora Gloria Torruco, mientras que Emiliano tiene rasgos de la familia Slim. 

Pero ¿cómo es María Elena de mamá? Además de una leal compañera de Carlos, ella está siempre al pendiente de sus hijos e invariablemente acude a los desayunos escolares o festivales como una más y siempre se muestra muy amable con las otras mamás de los compañeritos de escuela. María Elena es sencilla y jamás habla o hace alarde de su apellido ni posición hasta el punto que algunas mamás despistadas no se enteran sino hasta después de mucho tiempo, que se trata de la nuera de Carlos Slim. Ella vive volcada en sus hijos y esposo. “Es una súper mamá, siempre está al pendiente y es la más cariñosa. Se parte en mil para atender a los tres”, confiesa nuestra fuente. 

En Halloween se ha llegado a disfrazar de Elsa de Frozen para pedir dulces junto a sus hijos y es muy entusiasta a la hora de organizarles fiestas o play dates con sus amiguitos.

Como buena amante de la cocina que es (estudió repostería y gastronomía francesa y mediterránea en L’école Ritz Escoffier Ritz de París) hace las delicias de sus hijos y esposo en la cocina. 

En cuanto a la educación de los niños, el matrimonio ha elegido para los primeros años la estimulación temprana y kínder que ofrece Lomas Estudio, el centro educativo de la hermana de Carlos, Johanna Slim, quien siempre le ha apasionado la enseñanza infantil. 

Para su educación primaria es probable que los papás de Carlos, Emiliano y Marielle se inclinen por colegios pertenecientes a la orden de los Legionarios de Cristo donde todos los hijos de Carlos Slim Helú han estudiado. Para los hombres de la familia la elección fue el Instituto Irlandés y para las mujeres fue el Colegio del Bosque. 

 

LA FAMILIA DE MARÍA ELENA

Sus papás son Miguel Torruco, ex secretario de Turismo, y Gloria Garza 

Abajo aparece su abuela, María Elena Marqués, una importante actriz del cine mexicano que trabajó con actores como Clark Gable

 

La nuera más mediática de  Slim 
María Elena pudo haber tomado la decisión de quedarse en casa sin preocupaciones, pero la nuera de Carlos Slim Helú es muy inquieta y entusiasta con proyectos personales, también con aquellos en los que está involucrada la familia de su esposo. A diferencia de las otras dos nueras de Slim, María de Jesús Aramburu Suárez (casada con Patricio Slim) y Ximena Serrano Cuevas (casada con Marco Antonio Slim), que apenas aparecen en uno que otro evento oficial de Grupo Carso, a María Elena Torruco le gusta estar presente en la vida pública de la familia del empresario.

Desde su boda en 2010 con “El Charal”, como se le conoce a su esposo, María Elena ha buscado apoyar siempre con su presencia u opinión los eventos relacionados con las empresas de su familia política: desfiles y presentaciones de Saks Fifth Avenue, eventos de Telmex y de Sears, así como los eventos de Fórmula 1 los cuales son una cita obligada de la pareja.

 María Elena es, sin duda, la nuera más mediática de Carlos Slim Helú. En la imagen de arriba aparecen en una graduación del colegio Irlandés en 2015 con los hijos y nietos del hombre más rico de México.

María Elena Torruco de Slim ha estado involucrada en varios proyectos solidarios, quizá el más importante es el que lanzó hace dos años junto a su amiga Aileen Rojo bautizado como T-shirts Philantrophy Rojo + Torruco, que estuvieron inspiradas en cuadros que ha pintado Aileen. 
Como rezaba en el sitio oficial de la marca, tanto Edy Smol, su otro cómplice en esta aventura, como Aileen “buscan difundir la idea de que en México se pueden crear colecciones llenas de estilo y moda sumando el toque artístico a cada prenda de una gran pintora y agregándole todas las ganas de que por medio de esta colección podamos todos contribuir a nobles causas a favor de los demás; que la moda y el arte sean el hilo conductor de esas ganas de aportar cosas lindas a nuestra sociedad”.

Los fondos recaudados de la venta de estas prendas fueron destinados a la Fundación Casa de las Mercedes. 
Este lugar lleva ya 23 años apoyando a bebés, niñas y adolescentes embarazadas en abandono, quienes buscan salir adelante. La solidaridad con las mujeres es algo que siempre ha estado presente en la vida de María Elena Torruco de Slim.

Lo inquieta le viene de cuna
Su abuela, María Elena Marqués, fue una importante actriz del cine mexicano que trabajó con grandes actores nacionales e internacionales como Jorge Negrete, Cantinflas, Pedro Armendáriz, Clark Gable y John Derek.

Era una mujer sumamente trabajadora que podía presumir de tener una repisa llena de premios entre los que figuraban orgullosamente un Globo de Oro, un premio como mejor actriz en la Bienal de Venecia y por supuesto una Diosa de Plata.

Por otro lado, su padre Miguel Torruco comenzó como “bell boy” en el Hotel del Paseo en la Ciudad de México hasta convertirse en  gerente general en sus años de juventud. Es un hombre muy perseverante del que sus tres hijos, María Elena, Gloria y Mike, así como su esposa Gloria, están muy orgullosos de él.

Él también fundó la Escuela Panamericana de Hotelería y fue Secretario de Turismo del Gobierno de Distrito Federal (por cuatro años) hasta que el año pasado renunció para sumarse a las filas de MORENA con Andrés Manuel López Obrador que será uno de los  contendientes en las próximas elecciones presidenciales de 2018. 

Con estos antecedentes familiares podemos entender que María Elena “no quiso dormirse en sus laureles”, como decimos en México, y decidió iniciar este proyecto que tiene una noble causa: ayudar a mujeres que han sufrido de algún tipo de abuso o maltrato.

Por si fuera poco, las mujeres de la familia Torruco Garza (Gloria y sus dos hijas, María Elena y Gloria) se caracterizan por ser mujeres muy solidarias. Gloria mamá es coordinadora en Coahuila de la Asociación Gilberto, mientras que Gloria hija creó el centro de educación para niños con Síndrome de Down “El Espacio de Michelle” que fundó después del nacimiento de su hija Michelle. Un lugar donde ella se ha entregado en cuerpo y alma y que brinda educación a cientos de niños de todos los niveles socioeconómicos en la zona de Cancún, donde actualmente reside.

Una pareja feliz 
A diferencia de lo que muchos podrían pensar, María Elena y Carlos han formado una familia con una vida muy tranquila y hogareña. Ellos son un matrimonio muy sencillo que muchas veces prefieren organizar reuniones en su casa con los amigos de siempre, que celebrar con grandes festejos temáticos tan comunes en el ambiente social mexicano. Ellos no son así, igual acuden a un restaurante muy discreto o se les ve tomar un avión comercial en el aeropuerto de la Ciudad de México como una familia más, nunca han sido ostentosos en su estilo de vida. En general, los hijos de Carlos Slim Helú, el sexto hombre más rico del mundo, llevan una vida alejada de los lujos o de exóticos privilegios.

La pareja se casó el 9 de octubre de 2010 en la Ciudad de México

Casi siempre, sus salidas al extranjero se dan en el marco de algún circuito de la Fórmula 1, ahí sí Carlos no puede resistirse y cuando la familia, así como su trabajo como presidente del Consejo de Administración de Telmex y sus numerosas responsabilidades en las empresas de Grupo Carso se lo permiten, asiste a diferentes carreras. Como sucedió el verano pasado cuando él y su querida “Güera” como llama cariñosamente a su esposa, se dieron una escapada a Montecarlo. Cabe mencionar que Carlos es el fundador de la Escudería Telmex en México.

Cuando se trata de viajes familiares, les encanta visitar una playa mexicana como Acapulco, un lugar con gran significado para ambos pues ahí fue donde Carlos le propuso matrimonio a María Elena, el día del cumpleaños número 43 del empresario, en febrero de 2009. 

Soumaya Domit y Carlos Slim Helú con el pequeño Carlos, su primogénito

Su “Güera” ha sido el gran acierto del empresario a la hora de elegir una compañera de vida pues ella le ha dado estabilidad emocional y amor incondicional. Siempre le ha comentado a sus amigos cercanos que Torruco lo ha querido por ser él y no por ser el primogénito de uno de los hombres más ricos del mundo. 

El hombre más rico de México posa aquí con algunos de sus 22 nietos

 

Flechazo a toda velocidad 
Su historia de amor se remonta al año 2000 cuando Carlos, de entonces 33 años, y María Elena de 17, se conocieron durante una carrera automovilística donde él quedó prendado de ella. Eso sí, lo suyo no fue a toda velocidad sino más bien un amor intermitente donde la ruptura más prolongada que tuvieron fue de un año y medio. 

Como novios siempre se les veía disfrutando de las carreras de autos, deporte al que ambos son grandes apasionados, incluso han elegido eventos de la Fórmula 1 y otras, para convivir públicamente con sus tres hijos. 

Esas idas y venidas que protagonizaron como novios, sólo les confirmaba que el único lugar donde se sentían seguros y felices era estando uno junto al otro.

 

Tras una década de haberse conocido, el 28 de febrero de 2010 el empresario dio el gran paso justo el día de su cumpleaños y durante la fiesta sorprendió a María Elena con una gran anillo de compromiso colocado en el pastel del festejado con la leyenda: “Mi mejor regalo eres tú”. Los preparativos no se hicieron esperar, a las pocas semanas se llevó a cabo la pedida de mano en la casa de los Torruco.

Una María Elena ilusionada viajó una primavera a Nueva York junto a su madre y su hermana, para visitar el atelier del diseñador Oscar de la Renta donde quedó enamorada de un vestido de 80 mil dólares. Sin embargo, haciendo uso de la sencillez que la caracteriza se desistió y eligió otro ajuar de un costo mucho menor. Finalmente su vestido sí fue de ese diseñador, pero un modelo  de un precio más bajo. Esos detalles donde el dinero no es lo primordial para María Elena hablan mucho de la persona que es. 

La gran boda del año en México aquel 2010 se llevó a cabo en la Parroquia de San Agustín, en Polanco donde la novia llegó radiante en un Mercedes Benz de colección, el último carro que tuvo la madre del novio, Soumaya Domit (q.e.p.d.) y el que ha servido para llevar a la iglesia a todas las novias de la familia el día de su boda. Más tarde los cerca de mil invitados disfrutaron de una gran fiesta en el Museo Soumaya donde se sirvió foie gras, ensalada de langosta, crema de morillas y chuleta de ternera con queso, todo preparado bajo el mando de Eduardo Kohlmann. 

Pero la mesa de postres fue la gran protagonista de la noche después de la novia, pues varios centros repartidos por todo el lugar con más de 100 postres diferentes hicieron las delicias de todos. El novio instalado como DJ de la noche hizo bailar a los invitados junto con la orquesta de Humberto Tirado. Después de disfrutar de esta gran fiesta la pareja se fue de luna de miel a Asia.

Tanto Carlos como María Elena son unos papás dedicados a sus hijos y muy cuidadosos de su intimidad familiar. Sus tres hijos, junto al que viene en camino, son su gran tesoro al que protegen siempre. La llegada de este cuarto bebé es sin duda, una de las mejores cosas que harán de este 2018 un año inolvidable para la familia Slim Torruco. ¡Muchas felicidades!

field_id_youtube)) { ?>