El papá detrás de los lentes Frank Devlyn

El patriarca de la familia Devlyn, nos muestra que su faceta de empresario no es la más importante, sino la de ser padre de Melanie, Jenny y Stephanie.

Frank Deblyn nos compartió cómo es la relación con sus dos hijas Melanie y Jenny. ( Fotos: Héptor Arjona)  
Gente con clase Mariana Muñoz 16/06/2017 18:58 Actualizada 11:45

Al hablar de Frank Devlyn, lo primero que se nos viene a la mente es la imagen de un destacado empresario que ha logrado que su negocio familiar sea reconocido internacionalmente y se encuentre entre los más importantes del país. Ópticas Devlyn se convirtió en un referente, en su ramo, para todos los mexicanos, de manera que difícilmente alguien desconoce el nombre de esta marca, resultado que el hombre de negocios logró a base de esfuerzo, dedicación, disciplina y amor, pero con estos mismos principios ha ganado otro reconocimiento: ser padre, faceta que pocas veces ha dejado ver y que nos comparte, en exclusiva, junto a dos de sus grandes amores: Melanie y Jenny, sus hijas.

También puedes: El papá de Checo Pérez revela detalles que no sabías del piloto

Los tres nos recibieron en sus oficinas y de inmediato nos dimos cuenta de la buena relación familiar que hay entre ellos, nos hablaron de la importancia de permanecer unidos como familia para que su empresa tenga el éxito.

Frank, específicamente, nos dijo que su trabajo como padre ha sido el más importante y el que ha requerido de más compromiso que cualquier otro; “sé que las mamás son las número uno, porque sí lo son, mi madre era una mujer sobresaliente, al igual que mi papá, yo aprendí mucho de ambos. Lo más importante de tener este papel es ser buenos padres, que los hijos estén orgullosos; que mi familia, independientemente de los logros y éxitos como emprendedor, esté orgullosa de mí como persona. Es esencial tratar de vivir, de una manera tal, que los hijos no tengan que agachar la cabeza por algo que hicimos pienso que, hasta el momento, no he hecho nada incorrecto que avergüence a mis hijas”, nos confiesa.

Por su parte, su hija Melanie nos cuenta que entre las muchas cosas que atesora de los aprendizajes que le ha dado su padre es “su pasión, le inyecta esto a todo lo que hace de una forma muy evidente, la pasión que le pone a continuar con la empresa de su papá, la que le pone a su familia. Las empresas familiares siempre tienen retos muy importantes y normalmente, las cuestiones familiares son las que marcan la trascendencia o permanencia de una empresa y él entiende mucho esa parte, la de que es muy importante que los familiares estemos bien para que también lo esté el negocio”.

frank devlyn

También puedes leer: Los papás más fitness del espectáculo mexicano

A esto Jenny agregó que Frank siempre ha sido “su héroe” y que ahora lo es para sus nietos. Para ella, lo que su papá le ha transmitido es el querer ayudar a los demás, tener una responsabilidad de regresar a la gente todo lo bueno que a ellos les ha dado la vida. También nos contó que “él es un hombre de relaciones públicas y quien lo conoce, lo deja con una sonrisa, transmite su vibra de corazón, es un gran ser humano y trato de ser igual”.

 

Tras los comentarios de sus hijas, Frank añade a la conversación que él ha disfrutado al máximo su paternidad incluso, desde antes que ellas nacieran pues afirma que cuando su esposa, Gloria, estaba embarazada de cada una, él gozaba de cada momento “cada etapa ha sido especial, inclusive ésta que ahora viven en la que cada una tiene su propia familia”, dice orgulloso.

 

Al respecto, la mayor de las Devlyn nos contó que uno de los momentos más especiales para ella, es cuando nació su tercer hijo hijo, pues “mis papás vivían en Evanson, Illinois porque él era presidente de Rotary International y para mí era muy importante tenerlos conmigo el día que daría a luz, mi mamá me confirmó que ella sí podría estar ahí, sin embargo, sentía una tristeza terrible de saber que él no podría venir por el trabajo. Un día antes de ir al hospital a tener a mi bebé, me llamó mi madre para decirme que ya estaba en México, que iría a mi casa a darme un beso y después me vería al día siguiente en el hospital. Cuando abro la puerta de mi casa, la veo a ella y atrás a mi papá, fue una tremenda sorpresa, llegaron al parto y en cuanto nació mi hijo se fue, son momentos muy bonitos que te hacen sentir muy especial y ese es el don que tiene mi papá, sabe hacer sentir especial a la gente”.

 

El empresario nos cuenta que el haber tenido tres hijas, fue una gran sorpresa para él, que lo ha llenado de orgullo, pues afirma que ellas tienen grandes cualidades y añadió que lo que las tres tienen en común es “ser unas mamás estupendas y unas hijas que me consienten y me apapachan todo el tiempo”.