Las amigas de Juan Carlos I de España

Estas son las mujeres que han marcado la vida de Juan Carlos I de España, sin duda una lista larga de sus amistades femeninas.

Juan Carlos I de España,
Juan Carlos I de España siempre fue un galán, característica de la familia Borbón. (Fotos: Archivo El Universal, Especiales)
Realeza Ana Laura Sánchez-Díaz Monge 05/01/2017 14:34 Actualizada 11:41

En su juventud Juan Carlos era todo un galán, sumamente deportista. Tenía fama de mujeriego, como todos los Borbón, alto, rubio y bien parecido, por supuesto no faltaban los rumores; se cuenta que en 1958 el príncipe se reencontró con su amiga de la infancia, la princesa María Gabriela de Saboya, hija del rey Umberto, que al igual que los Borbón se encontraban exiliados en Suiza. Ni a Franco ni a Don Juan les parecía la relación, ya que aunque la hermosa princesa pertenecía a dos casa reales importantes (Italia y Bélgica) su padre también estaba en el exilio y sin esperanzas de regresar a Italia.

Juan Carlos I
 

Durante mucho tiempo Juan Carlos conservó una fotografía de María Gabriela en su mesita de noche; sin embargo, durante mucho tiempo se supo del noviazgo que Don Juan Carlos sostuvo con la aristócrata italiana Olghina de Robilant, una amiga cercana a la princesa de Saboya. La joven se dedicaba al cine y era cuatro años mayor que Juan Carlos, pero no gozaba de una buena reputación. La relación que duró entre 1956 y 1960 fue un verdadero dolor de cabeza para los padres del príncipe, quienes querían para su hijo una princesa. Con el tiempo sus anhelos se vieron cristalizados: Juan Carlos conoció a una princesa, que según sus propias: lo había “hechizado”.

Maria Gabriela
 

En 1954 a la reina Federica se le ocurrió una gran idea con el pretexto de atraer turismo a las islas griegas, organizó un paseo en el yate Agameón: una travesía que se realizó por el mar Egeo y que también sirvió de oportunidad para invitar a todos los jóvenes miembros de las casas reales, ya que desde la II Guerra Mundial algunos no se habían visto. La reina se encargó de que nadie faltara, ahí llegó el príncipe Juan Carlos que tenía 16 años, fue en esa reunión cuando comenzó su amistad con el príncipe Constantino, así como el primer flechazo entre Juan Carlos y Sofía; aunque pasaron años para que el noviazgo se diera.

Reina Federica

Pasó tiempo para que Juan Carlos y Sofía volvieran a encontrarse. En la boda de la princesa Isabel de Wurtemberg con Antonio de Borbón Dos Sicilias en 1958 Juan Carlos compartió con algunos amigos que la princesa Sofía lo había hechizado. Se reencontraron a vísperas de las Olimpiadas en 1960, los reyes de Grecia tenían un barco atracado en Nápoles y aprovecharon la estancia de los Borbón para invitarlos a una cena ahí llegaron Juan Carlos con sus padres y hermanas; pero a Sofía no le pareció que el príncipe se hubiera dejado crecer el bigote, esta le expresó su descontento y sin importarle lo que fueran a decir lo llevó al baño y ella misma lo afeitó. Paso un año para que en Londres en la boda de los Duques de Kent, Sofía y Juan Carlos comenzaran a tratarse socialmente. Asistieron al cine, a una fiesta y tras ser su acompañante asignado de protocolo el príncipe ya no tenía más dudas sobre sus sentimientos.

Juan Carlos y Sofía
 

Semanas después al ver el entusiasmo de su hija, el rey Pavlos y su esposa invitaron a los Condes de Barcelona con su familia a pasar el verano a la isla de Corfu, donde Juan Carlos y Sofía se hicieron novios; Franco ignoraba esto en España, además de que no aprobaba la relación del príncipe con Sofía por tratarse de una extranjera, que no profesaba la religión católica; por su parte los reyes de Grecia estaban complacidos con el noviazgo, y no les importaba la situación de Juan Carlos, ya que comprendían la situación de los Borbón, al haber vivido tanto tiempo en el exilio.

Juan Carlos y Sofia

Pero el matrimonio de los reyes de España no ha sido precisamente un cuento de hadas y es que a través de libros, publicaciones y encabezados de la prensa rosa, miles de historias y rumores se han contado, desde las que aseguran que los reyes no comparten las misma habitación, y que su vida marital se vio destruida después de que Juan Carlos asumió el trono, fuentes cercanas a la familia real cuentan que tras convertirse en rey, no había mujer que se le resistiera al nuevo monarca, y que incluso "se le ofrecían todas" y Juanito, como lo llaman, no les podía decir que no.

Se dice que en enero de 1976 el matrimonio de los reyes se quebrantó. Por esos días el rey le dijo a su esposa saldría de cacería con un grupo de amigos, después de que el rey se marchara, la reina tomó a sus hijos y decidió darle una sorpresa a su marido. Al llegar al lugar, todo parecía estar solo, la reina decidió partir; sin embargo, Moro, la mascota de Don Juan Carlos los hizo esperar, los niños al ver al perro, comenzaron a exclamar: “¡Ahí esta Moro, MORO!”, y al llamar a su padre, tristemente Doña Sofía se dio cuenta de que su marido no estaba solo. Desde entonces la relación de los reyes cambió e incluso a partir de ese momento ni siquiera volvió a existir intimidad entre ellos.

EL LOOK MÁS SEXY DE LA REINA LETIZIA ORTIZ DE ESPAÑA

En aquel entonces Doña Sofía empacó sus cosas y se marchó una temporada a la India con su madre, la reina Federica, de quien no encontró precisamente apoyo, ya que en vez de ayudarla prácticamente la obligó a volver a España; la reina se volvió algo desconfiaba ya que ni amigas deseaba tener, en alguna ocasión dijo "¿Cómo tener amigas? Si cualquiera de ellas quizás se está acostando con tu marido...".

LA REINA LETIZIA ES INMORTALIZADA EN UNA BARBIE
Y es que la lista de “amigas” que han pasado por la vida del rey es larguísima, una de estas la presentadora Bárbara Rey, una joven que salió del concurso Miss España de 1970. La rubia poseía atributos físicos que el rey no podía ignorar, incluso se divulgó existían videos caseros del rey y esta mujer sosteniendo relaciones íntimas, en aquella época fue escandaloso, por su parte Bárbara declaró alguna vez: “yo sólo he dado cariño a alguien que lo necesitaba”. Afirmó en reiteradas ocasiones que había sufrido amenazas, que su casa estaba llena de micrófonos y que temía por su vida y por la de sus hijos.


 

Las mujeres del rey siempre se han caracterizado por ser altas, rubias, discretas y muy elegantes, pero la que pasó por su vida en el verano de 1986 además pertenecía a la realeza. Se cuenta que en Palma de Mallorca el rey y la princesa Diana vivieron un romance, y es que hace tiempo una publicación afirmó que durante las vacaciones que los príncipes de Gales pasaron con sus hijos en el Palacio de Marivent junto a la familia real española, entre el rey y Diana surgió algo más que una amistad, el entonces rey de 48 y la princesa de 27 dieron rienda suelta a la pasión y la aventura, sin importar que sus respectivos conyugues estuvieran cerca, en el caso de la princesa, se dice que lo hizo para despertar los celos del príncipe Carlos, como ya en otras ocasiones lo había hecho, y el rey por su parte, no necesitaba pretexto para seducir a una joven con todos los atributos físicos que él buscaba en las mujeres.

Marta Gayá
 

Otra de las mujeres con las que el rey tuvo un “affair”, fue la decoradora Marta Gayá, la joven de Mallorca, cuyo nombre salió a la luz en 1992, cuando por órdenes de Felipe González tuvo a su cargo la remodelación de las oficinas de Gobierno de este último se divulgo que el rey viajaba constantemente a Suiza en avión privado con esta mujer.

Paloma San Basilio
 

Se habla de Paloma San Basilio, se cuenta de Sarita Montiel o hasta incluso que la amistad entre el rey y su ex novia la princesa María Gabriela de Saboya, no es más que el claro ejemplo de que la hija del rey Umberto de Italia siempre será el más grande amor de su vida, y que por causas de estado, no pudieron casarse, ya que en aquel tiempo que dos coronas en el exilio se unieran en matrimonio, era como dar por perdido la restauración de cualquiera de las dos o de ambas.

Sarita Montiel
 

En 2012 se dio a conocer una supuesta relación que el Don Juan Carlos sostiene con la aristócrata alemana Corinne zu Sayn-Wittgenstein, se ha especulado que el rey y esta mujer de 50 años, sostienen una relación desde hace años, después de que fotografías del rey con la guapa alemana circularan; de esta mujer se sabe poco, que es divorciada y con dos hijas, que pasa largas temporadas en España y que le gusta organizar excursiones por África, como en el caso de la famosa cacería de elefantes en la que se retrato a Don Juan Carlos.