No solo Britney Spears tiene problemas con sus padres

La cantante logró su independencia, luego de que su papá James Parnell Spears se convirtiera en su tutor por más de una década

britney spears, beyonce, famosos con problemas con sus padres, guru del estilo
(Fotos: AP y EFE)
Gurú del estilo 23/11/2021 12:59 Actualizada 13:00

Luego de 13 años, Britney Spears recuperó su libertad, después de que la jueza Brenda Penny pusiera fin a la tutela que tenía su padre James Parnell Spears sobre ella. Durante todos estos años, la cantante vivió bajo el control absoluto de su papá, quien prácticamente decidía sobre lo que podía y no hacer, situación que orilló a que su relación se desgastara al punto de vivir en conflicto permanente. Con su madre, Lynne Spears, la situación fue igual; entre ellas hubo un distanciamiento y se sabe que no llevan buena relación, tal como Britney lo dejó entrever luego de las declaraciones que hizo a través de redes sociales, una vez obtenida su libertad hace tan solo unos días.

“Me despierto cada día pensando cómo mi familia me ha podido hacer todas estas cosas malas por las que deberían estar en la cárcel. Sí, incluida mi madre que va a la iglesia”, expresó la princesa del pop, quien durante más de una década vivió luchando en contra de sus padres.

Al igual que Britney, existen otras celebridades que, a pesar de su fama, dinero y éxito, han tenido o tienen mala relación con sus familiares y que al ser figuras públicas se sitúan en el ojo del huracán mediático, lo que provoca que sus conflictos se magnifiquen al estar bajo el escrutinio público, por ello hoy recordamos los casos más escandalosos de celebridades que tienen mala o nula relación con sus padres.

Y en el tutorial ¿botas con peluche, sí o no?

Recuerda que Gurú puede resolver todas tus dudas sobre moda y estilo, escribe a [email protected], o haz tu consulta en Twitter a @GurudelEstilo, o en Facebook, en Gurú del Estilo con el logo del ganchito (¡danos Me gusta y Seguir!), además de encontrar muchas otras sorpresas como red carpets, colecciones de diseñadores, muchas fotos, tips y otras cositas padres. 

Meghan Markle

Hasta en la realeza existen distanciamientos entre padres e hijos. Un caso muy reciente es el que protagonizan la actual duquesa de Sussex, Meghan Markle, y su padre, Thomas Markle.

Aunque los padres de Meghan están divorciados, ella siempre llevó una relación cordial con ambos. De hecho, con su madre, Doria Ragland, se lleva muy bien, pues fue con quien vivió tras la separación. Con su padre siempre mantuvo contacto, una buena comunicación y grandes recuerdos de infancia, pues nunca dejó de verlo y convivir con él mientras era una niña. Pero todo cambió cuando Meghan consiguió el papel en la serie ‘Suits’, pues tuvo que mudarse de Los Ángeles, mientras que su padre, al mismo tiempo, se jubilaba y cambiaba su residencia a Rosarito, Baja California.

A pesar de la distancia, la relación estaba en buenos términos, pero todo cambió cuando Thomas decidió ventilar detalles privados de su hija cuando se hizo público el noviazgo entre la actriz y el hijo menor de la princesa Diana de Gales, el príncipe Harry.

Semanas previas a la boda, estalló la bomba y la relación terminó por fracturarse, pues Thomas vendió fotografías personales de Meghan a la prensa, obteniendo dinero a cambio. Ella intentó averiguar si la información había sido cierta y él lo negó en todo momento.

Finalmente, días previos al enlace, diplomáticamente ella anunció —vía la Casa Real—que su padre no acudiría a la ceremonia, en la que se esperaba él la entregara en el altar, argumentando lo delicado de salud que se encontraba luego de haber sufrido un ataque cardiaco.

La boda se llevó a cabo y Thomas no acudió. Con el tiempo las cosas se complicaron más, pues el señor no ha dejado de aprovechar las cámaras y micrófonos para hablar sobre su hija, quien se ha mantenido siempre al margen de las declaraciones de su padre.

Con los nacimientos de sus nietos, Thomas insiste en querer recuperar la comunicación con su hija y ha amenazado con recurrir a la justicia para que Meghan le permita conocer y tener contacto con sus hijos: los pequeños Archie Harrison y Lilibet Diana.

Y es que desde antes de que se celebrara la boda, Meghan cortó relación con su padre y desde entonces no le habla, pues asegura se siente “traicionada” por lo que le hizo.

 

Beyoncé

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Beyoncé (@beyonce)

Parece que la historia de padres que se convierten en managers de sus hijos siempre termina mal, pues otro caso con el mismo final es el de Beyoncé y su papá, Mathew Knowles.

Aunque se sabe que fue el padre quien impulsó la carrera de Beyoncé —y de su hermana menor, Solange—, la relación terminó mal entre ellos cuando la esposa de Jay Z decidió tomar el control absoluto de su carrera musical.

Beyoncé saltó a la fama cuando formó parte del trio musical Destiny’s Child, con el que logró reconocimiento y popularidad. Después, abandonó la agrupación y decidió emprender carrera en solitario, siempre bajo la tutela de su padre, quien era su representante.

Lanzó el disco ‘Dangerously in Love’, con el que se consagró como solista al vender más de siete millones de copias. Le siguieron dos producciones más. Fue tras el lanzamiento de su tercer disco ‘I am... Sasha Fierce’, que decidió independizarse y sacar a su padre de su equipo de trabajo; literalmente, lo despidió.

Las cosas empeoraron pues no sólo Mathew dejó de ser manager de su hija, sino que recibió ¡una demanda! por parte de Beyoncé, quien lo acusó por robo, al haberse quedado con parte de la fortuna que logró conseguir desde que estaba en el grupo Destiny’s Child y en sus inicios como cantante solista.

Esa época no fue la mejor para Mathew, pues al mismo tiempo su esposa, Tina Knowles, madre de Beyoncé y de Solange, le pidió el divorcio, quedando completamente solo, ya que ambas hijas tomaron partido por su mamá.

La noticia sobre la ruptura laboral y el divorcio entre sus padres se hicieron públicos y la tensión entre Beyoncé y Mathew, aumentó. Aunque ella intentó suavizar la situación -- declarando que sólo se habían separado en el terreno profesional, pero que su relación seguía siendo cercana--, la realidad es que las cosas no eran así y terminaron por alejarse del todo.

Mathew finalmente rehízo su vida; se volvió a casar y formó otra familia —boda a la que no acudió Beyoncé—, y mantenía una relación cordial pero distante con sus hijas y exesposa hasta hace un par de años, cuando le detectaron cáncer de mama, un padecimiento poco común en hombres, lo que los volvió a reunir y gracias a los cual retomaron la comunicación.

 

Christina Aguilera

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Christina Aguilera (@xtina)

Así como su excompañera de Disney, Britney Spears, Christina Aguilera también tiene problemas con su padre, al grado que no se hablan desde hace muchos años. La cantante ha hecho público en más de una ocasión lo difícil y complicada que fue su infancia, ya que, cuenta, su padre abusó constantemente de ella a nivel físico y psicológico.

“Esa relación bonita nunca ha existido. Estoy en un momento de mi vida donde no encuentro una razón para seguir con ella. Siempre hay una habitación para el olvido, y yo olvido, pero debes crecer y tomar decisiones para tu familia”, expresó la intérprete a la revista ‘Latina’, sobre la relación con su padre.

En la misma charla, Aguilera reconoció la valentía de su mamá, quien aguantó las humillaciones y la violencia de su esposo. “Al recordar el caos que mi madre soportó, los abusos, no sé cómo lo hizo”, señaló la cantante, quien lleva más de una década sin tener contacto con su padre, Fausto Aguilera.

En un documental sobre su vida, Christina volvió a abordar el tema, al declarar que siendo muy niña fue “testigo de muchas cosas desagradables: empujones, peleas y discusiones. Me crié sin sentirme segura en ningún momento. La sensación de impotencia es el peor sentimiento del mundo”, pero añadió que en la música encontró un refugio.

Aunque en una sola ocasión intentaron reconciliarse, padre e hija finalmente se separaron y tomaron caminos diferentes.

 

Macaulay Culkin

Macaulay Culkin conquistó al público luego de dar vida al travieso Kevin McCallister, en las películas ‘Mi Pobre Angelito’ y ‘Mi Pobre Angelito 2: perdido en Nueva York’.

De inmediato, Macaulay se convirtió en una gran celebridad y una máquina para hacer dinero, situación que provocó que su padre, Kit Culkin, se convirtiera en su representante. Desde ese momento, el menor no dejó de trabajar y generar riqueza para su familia.

Se sabe que sólo acudió a un curso en la primaria, pues la mayor parte del tiempo se la pasaba trabajando por órdenes de su padre, quien, literal, lo explotó con cientos de compromisos laborales que incluían desde filmaciones, hasta sesiones de fotos, entrevistas, presentaciones e invitaciones a fiestas, galas o programas de televisión.

"Yo le pedía un descanso, quería irme de vacaciones por primera vez en mi vida, y él no dejaba de firmar contratos para más películas. Nadie me escuchaba. Mi padre tenía una cama gigante y una televisión enorme y a mí me hacía dormir con mi hermano en un sillón", relató ya de adulto Macaulay en una entrevista que concedió al programa WTF.

Cansado de tanto trabajar y del abuso familiar, con tan sólo 14 años de edad, decidió llevar a juicio a sus padres —incluso a su madre, quien según el propio actor también se veía beneficiada con lo que él generaba—, al solicitar la emancipación que lo liberara de ellos.

Durante el proceso, Macaulay argumentó que, además del abuso laboral, sufría de amenazas de violencia física y humillaciones emocionales. Finalmente, dos años después logró el cometido y se separó de ellos.

Los problemas para él no terminaron, pues luego de su infancia tormentosa, le siguieron otros de igual importancia, como el abuso de drogas y alcohol. Actualmente, se ha rehabilitado y ha retomado su carrera y su vida, se casó y tiene una bebé de nombre Dakota.

Se sabe que tanto él como su hermano, Kieran Culkin, quien actualmente forma parte del elenco de la serie ‘Succession’ de HBO Max, no tienen relación desde hace años con sus papás.

 

Janet y los hermanos Jackson

Aunque actualmente es una mujer adulta que goza de fama y popularidad, en la intimidad, Janet Jackson se considera una persona muy vulnerable, situación provocada por lo tormentosa que fue su vida familiar cuando era niña y los abusos que sufrió por parte de su padre, Joe Jackson.

La hermana de Michael Jackson ha revelado que su vida familiar, cuando era menor de edad, fue muy complicada, en especial por su padre, quien siendo aún niños los obligó a trabajar como cantantes, cuando formó el grupo Jackson Five.

En una entrevista concedida a ‘Piers Morgan Tonight’, Janet reveló que Joseph Jackson jamás les permitió referirse a él como papá; al contrario, tenían que llamarlo por su nombre de pila.

“Yo iba a casa de alguna amiga cuando mi mamá me daba permiso, y veía la relación con sus padres, como los llamaban ‘papá’ y se sentaban en su regazo”, confesó la cantante, quien aseguró que la única vez que lo intentó, su padre la corrigió y le exigió que lo llamara Joseph.

Ese distanciamiento y la manera en la que su padre los explotaba, a ella y sus hermanos, provocó que todos crecieran con inseguridades y con un odio hacia el patriarca. Michael Jackson, quizá el más famoso de todos, también llegó a confesar lo complicado que resultó su vida de niños.

En una entrevista con Oprah Winfrey, el Rey del Pop reveló detalles sobre los abusos que su padre cometía contra ellos, de índole sexual y física, que incluía golpes con las hebillas de su cinturón.

Esta situación provocó que muchos de los hijos de Joseph se casaran siendo muy jóvenes, para dejar de depender de él y separarse de su custodia.

 

Gurú:

Como sabes ¡está helando! Tengo unas botas parecidas a las Ugg, aunque no son de esa marca ¿me las puedo poner o mejor ya no?

Amalia

 

Hola, Amalia:

No soy fan de las botas con peluche, entiendo que son ricas para el frío, pero la verdad es que no son muy estilosas, es difícil lograr un outfit padre con ellas. Otra cuestión que considerar es que no están en tendencia para nada. Pero, actualmente y mucho más que antes, la moda te permite ponerte lo que quieras; en otras palabras, si te gustan ¡vas!

Besos de Gurú, XOXO