rey harald de noruega salud