paola rojas, divorcio, hijos