reina isabel, palacio de buckigham, seguridad