Día nuevo, vida nueva

El vivir esperando ser felices condicionando las cosas, no sirve más que para frustrarnos.

The Bright Side 28/08/2015 15:12 Actualizada 20:40

Vivimos en una dimensión en la que nos regimos por el tiempo: pasado, presente y futuro. Y a muchos nos cuesta vivir el día a día porque nos encontramos atrapados en lo que ya se fue o con grandes expectativas para lo que será y nos olvidamos de apreciar que lo único que en verdad tenemos es el momento actual. 

Constantemente escuchamos frases que hablan del aquí y ahora, pero cómo cuesta a veces ubicarnos ahí... Me ha impresionado mucho que encuentro muy pocas personas que logran situarse en el hoy. 

Frase como “si hubiera hecho esto” o “cuando sean las cosas así...” nos llenan de angustia por un lado o de ansiedad por otro.

Con la experiencia he llegado a la conclusión de que nunca nos equivocamos, porque en el momento en que tomamos una decisión, lo hacemos con el conocimiento y las herramientas que contamos en el momento de tomarla. Los resultados derivados de esto, nos hacen crecer si nos lo proponemos, eso depende de la actitud con la que sepamos abrazar las consecuencias. Y por otro lado, el vivir esperando ser felices condicionando las cosas, no sirve más que para frustarnos. 

Entonces, qué nos queda: el hoy. Hoy es el momento ideal para ser quienes queremos ser, estar en donde queremos estar y hacer lo que queremos hacer. Solamente hoy. Y está bien ponernos metas y desear, por supuesto, tener una visión clara de lo que queremos a corto, mediano y largo plazo. 

Pero poner manos a la obra solamente podemos hacerlo hoy, en este momento. No esperemos a que cambie el año o a que suceda un cierre de ciclo claro y evidente basado en el tiempo para lograrlo. Hagámoslo en este momento. Cada día al despertarnos, tengamos claro lo que queremos y hacia dónde vamos. 

Dediquemos un momento a meditar en las acciones y actitudes que deseamos para este día y enfoquémonos durante el día, en todas las situaciones. Observemos lo que nos rodea, estremos atentos a todo y a todos. A saludar a quienes encontremos en el camino, a sonreír, a disfrutar. ¡Hoy es un nuevo comienzo! Aprovechemos la oportunidad.