Sienna Gorina entra en la fiebre de los `it-babies´

Su mamá Michelle Torres, diseñadora de moda, nos cuenta cómo su primogénita es toda una fashionista a sus ocho meses.

Fotografiada en su propia casa, descubrimos que la `it baby´ ¡posa como las profesionales! (Foto: Héptor Arjona)
Fotografiada en su propia casa, descubrimos que la `it baby´ ¡posa como las profesionales! (Foto: Héptor Arjona)
Gente con clase Texto: Beatriz Velasco/ Fotos: Héptor Arjona 16/09/2015 14:38 Actualizada 13:00

La primogénita de Michelle Torres y Mateo Gorina, una de las parejas socialité más conocidas en el ambiente VIP mexicano, ha causado furor en las redes sociales gracias a su sorprendente carisma e inigualable porte. 

Sienna nos modeló un envidiable guardarropa y su mamá nos platicó la historia y secretos de esta minifashionista.

Fotografiada en su propia casa, descubrimos que la “it baby” ¡posa como las profesionales! tiene dotes naturales de modelo: es espontánea, paciente,  simpática y estuvo siempre sonriente para la lente de CLASE

Su belleza no requiere un ejército de peinadores, maquillistas ni coordinadores de moda, sólo su pequeño Pomeranian llamado “Bicho”, un perrito que la acompañó durante toda la sesión.  

 

Su mamá es diseñadora de moda y una bloguera en auge, quien confiesa lo sorprendente que fue la llegada de Sienna a su vida: “Veo el mundo diferente. Es increíble la forma en cómo cambiaron mis prioridades. Todo lo veo a través de sus ojos y, por lo tanto, todo es nuevo para mí y lo disfruto con ella”. 

Aunque Michelle está muy entusiasmada con su bebé, no ha renunciado a su carrera  y continúa con su trabajo, proyectos y estilo de vida, pero ahora ha incluido a Sienna. “No queremos que cambie nuestra vida en pareja, queremos que Sienna viaje con nosotros a todas partes. Siento que, de lo contrario, acabamos sin vida”.

 

Con ocho meses recién cumplidos, la “it baby” ha revolucionado las redes sociales. En su cuenta de Instagram: @siennagorina, registra más de 7 mil doscientos seguidores, que se derriten en likes y comparten mensajes en los post y fotos de Sienna (creados y administrados por su mamá y su tía, Chantal Torres) que sorprenden por su poses, modelos y accesorios dignos de top model y locaciones que causarían la envidia de cualquier celebridad.

 

La fama de esta pequeñita se expandió gracias a sus redes sociales, su principal “agente de relaciones públicas” y mamá comenta: “Desde antes de que naciera le saqué su cuenta; porque como mamá, es imposible no subir imágenes de tus hijos a las redes. Y yo antes odiaba ver todo mi Facebook con posts tipo: ‘Hoy mi hijo aprendió a comer tal’. Entonces, decidí no mezclar mi Instagram con el de Sienna. Así, quien la quiera seguir porque le interesen los bebés, mejor que la busque a ella y yo no me quedo con las ganas de subir miles de fotos suyas”.

 

Las hermanas Torres, son las encargadas de ponerle el toque y crear el estilo de Sienna,  que rápidamente ha impuesto moda-bebé con looks femeninos y ultra coquetos. Michelle nos cuenta: “Ella se deja que le ponga todo. Todos los días le cambio accesorios y se deja perfecto. Lo único que no le encanta son los lentes, esos si se los quita, le duran un segundo puestos. Tampoco le gustan los accesorios para la cabeza como las ballerinas o diademas; por eso prefiero ponerle broches”. 

Estando en su casa vimos su pequeño guardarropa, en un clóset perfectamente ordenado, lleno de prendas rosa pastel y blanco, que definen su estilo, y en el que sobresalen un par de bolsas: reproducciones mini de un modelo de Hermés y otro de Balenciaga y hasta un traje de baño de diseñador.

 

A Sienna le encanta su propia imagen: Michelle dice que le encanta verse en el espejo. “Es lo mejor que le puedes hacer, se ríe”. Y agrega que la gente en la calle la para y le dice: “¿Me puedo sacar una foto con Sienna?, se van directo con ella y quieren sacarse fotos, yo ya les doy igual”.

 

Como una buena rockstar de la moda, sus admiradores le han hecho llegar miles de detalles, inluso Michelle nos dice un poquito celosa: “Le llegan más regalos a Sienna que a mi”. Entre sus regalo vimos cajita con joyería de bebé, brochecitos especiales hechos a mano, muñequitos tejidos artesanalmente, una carreola súper moderna y exclusivos tocados. “¡Todo está increíble!”, explica su mamá, quien muy cuidosamente atesora la ropa y accesorios de su top model.

 

Además de fashionista Sienna, a su corta edad, es una “bebé de mundo”, su pasaporte ya tiene sellos de países europeos como: España, Suecia y Francia; también ha viajado a distintos puntos de la República Mexicana. 

Como viajera experta Sienna disfruta los paseos en auto que, a diferencia de las modelos y celebs, a ella le ayudan a conciliar el sueño. También ha demostrado ser una “pasajera de altura”: Michelle afirma: “En los vuelos.. ¡tengo una suerte! se duerme perfecto todo el trayecto. Yo estaba sufriendo por anticipado pensaba: ¡qué pena si ella va llorando! Pero no, se duerme durante el vuelo. Por suerte, nunca le dolieron los oídos, no le dolió nada”.

 

En un viaje, relata Michelle, fue muy curioso descubrir que la fama de la pequeña Sienna ha cruzado mares: “Estábamos en la Costa Brava, en España, y entramos a una tienda de bebés. Cuando la dueña vio a Sienna dijo: ‘se me hace súper conocida’. Mi hermana le contestó: ‘Sí, es que tiene cuenta de Instagram’. La señora dijo: ‘No, cómo, ¡si yo la sigo!’ . Entonces, hasta fotos le sacaron para la tienda”.

 

El carisma de la bebé es indudable: “Tiene mucha personalidad y carácter. Es linda, linda. Es amigable con todo mundo y siempre tiene una sonrisa natural. “Como que a mí ya me tiene muy vista, le doy igual y le gusta estar con las demás personas”, platica Michelle, con humor.

Además de sus padres y su tía, la pequeña muere de amor por sus “hermanos caninos”. “Su preferido es ‘Bicho’, porque es muy paciente. Como Sienna aún no coordina bien los movimientos de sus manos, entonces, lo agarra con mucha fuerza; pero a ‘Bicho’ no le molesta, se pone junto a ella para que lo acaricie. Los otros dos chihuahuas son más especiales”, comenta la orgullosa mamá.

 

Entre sus afectos, hay uno muy especial y único, un pequeño conejito de tela: “Desde chiquita empezó a dormir con él y ahora ya ama a su conejo. Entonces, cuando nos fuimos a España se me ocurrió llevarla en la carreola y dárselo. Obvio, en una tienda se le cayó, yo me di cuenta al cabo de nada, pero, cuando regresé, alguien ya se lo había llevado. Ella lo extrañó muchísimo. No dormía bien. Le compramos cuanto conejito veíamos. 

En México, mi hermano consiguió al único conejito igual que quedaba en una tienda. Cuando regresamos y ella lo vio, se emocionó. Por supuesto que ya aprendí: ¡ese conejo ya no sale de la casa!”, concluye.

 

Fue el 5 de enero cuando, la pequeña Sienna abrió los ojos por primera vez. Desde ese momento, la vida de sus padres ha experimentado cambios: “Estos han sido los ochos meses más increíbles de mi vida”, expresa sonriente Michelle.

Desde la espera, la diseñadora de moda ha disfrutado la compañía de su primogénita: “Me fue increíble. Bueno, al final sentía el estómago en la garganta y me la vivía con Tums. Pero el día anterior de dar a luz, me había ido a comer con mi familia como si nada, ¡trabajé hasta el último día!”.

 

Han pasado ocho meses y  Michelle admite: “Todavía no me cae el veinte. La veo y digo: ‘¿Es mía?’ Es muy raro”. La fashionista  recuerda las primeras impresiones que tuvo al ver a su pequeña: “Fue muy chistoso, porque la primera vez que la vi, tuve la sensación de que era un alma vieja. Justo mi esposo, me dijo lo mismo”.  

Rubia y con expresivos ojos azules y boca de botón de rosa, Sienna es la perfecta combinación de genes de sus padres: “Es Mateo, por su forma de la cabeza y su pelito; pero, si la vas analizando, tiene mucho de mí”. Michelle está feliz en su nueva etapa de mamá; sin embargo, no tiene  prisa en pensar en un hermanito para Sienna, y considera dejar pasar unos dos años.