`Pinqy´, la compañera ideal de Brenda Jaet

La Pug llegó a su vida y a la de su hija Nicole hace cinco años; sin embargo, nunca imaginaron que su presencia les iba a cambiar la vida.

A su querida mascota la adquirieron el 10 de octubre (mes 10) de 2010, es una fecha muy significativa.  (Foto: Verónica Garduño)
A su querida mascota la adquirieron el 10 de octubre (mes 10) de 2010, es una fecha muy significativa. (Foto: Verónica Garduño)
Gente con clase Texto: Lizbeth Cruz/ Fotos: Verónica Garduño 21/10/2015 19:38 Actualizada 13:00

Tiempo atrás, Brenda Jaet ya había tenido mascotas; sin embargo, no fue hasta que su hija Vanessa le pide como regalo tener un perrito y entonces  toda la familia se animó y  decidió salir a buscar a ese nuevo compañero. Cierto día se toparon con una Pug, que se dejó acariciar por Nicole, la más pequeña de la familia, situación que hizo que de inmediato quisieran quedarse con ella.

 

 

Recuerda Brenda que además la adquirieron justo el 10 del mes 10 (octubre) de 2010, así que fue significativo y como ella dice, siente que fue una señal para elegirla. “Le habíamos prometido a mi hija comprarle un perro, pero al mismo tiempo Melanie, que es la mayor, le tenía miedo a los perros, así que salimos a la búsqueda a ver qué pasaba. 

 

 

Cierto domingo paseando en Polanco vimos a un señor con un Pug, tenía criaderos y al acercarnos se dejó acariciar por Nicole, y además había nacido el 7 de julio, que es la fecha en la que cumple años Melanie. Para mí fueron señales así que decidimos quedarnos con ella. Al día siguiente nos la llevaron, porque había que comprar su camita, croquetas y demás cosas para recibirla”.

“El nombre lo escogió Nicole, le gustó ponerle ‘Pinqy’, así que se la entregaron con un collar donde ya venía su nombre, llegó a nuestra vida y ha sido increíble, ahora Nicole es quien se hace cargo de la perrita. 

 

 

Los primeros seis meses fueron para educarla y es bastante entendida, sólo una vez mordió un mueble y nunca más ha pasado, sabe perfectamente que no se puede subir a los muebles ni a las camas, conoce perfecto el lugar donde duerme y se pasea por la casa”. 

“Pero también tiene su carácter, pues no soporta ponerse ropita, ahorita sólo lo hicimos para el shooting, eso sí tiene varios collares y esos no le incomodan, tiene el de gala, el de diario y otro coqueto. Otra de las cosas que no le gusta es que le limpie la cara con toallitas húmedas”, nos contó mientras “Pinqy” estaba muy atenta a la entrevista.

 

 

Por último, no podía faltar la anécdota. “A pesar de ser tranquila, un día nos sorprendió porque tuvo un embarazo psicológico, tuvimos que traer a un psicólogo de perros para tratarla. Otra anécdota, es que de pequeña debutó en un desfile de moda conmigo, por tanto, está acostumbrada a las cámaras y luces, concluyó Brenda.