Mascotas con Clase: Bibi Marín, de Reik, y “Anoki”

Cuando le dijeron al cantante que su mascota era sordo, jamás dudó en quedarse con él y encontró un entrenador especial que lo enseñó a comunicarse.

A Bibi y "Anoki" les encanta salir a pasear, correr y caminar. Foto: Verónica Garduño
A Bibi y "Anoki" les encanta salir a pasear, correr y caminar. Foto: Verónica Garduño
Gente con clase Texto: Lizbeth Cruz/Fotos: Verónica Garduño 26/11/2015 13:28 Actualizada 13:00

Si tener una mascota es reconfortante, que sea sordo es toda una experiencia y acto de amor cuando decides quedarte con él, esto fue lo que le sucedió a Bibi Marín, que de regalo de cumpleaños recibió a “Anoki” siendo un cachorro y conforme convivía con él, notó que algo raro pasaba, por lo que lo llevó a revisión y sus sospechas de que era sordo fueron confirmadas, sin embargo se quedó con el perrito e inició una historia de amor que ya lleva seis años; hoy son los mejores amigos y se han adaptado muy bien y nos lo cuenta.

“Hace seis años, mi esposa me regaló a ‘Anoki’ cuando tenía sólo dos meses, desde que me lo obsequió fue una felicidad total. Me di cuenta que era sordo cuando no hacía caso de nada, dormía ininterrumpidamente y nada le molestaba, lo llevé al veterinario y me lo confirmó. Lo triste fue el trato del veterinario porque en lugar de darme recomendaciones me dijo que lo regresara o lo pusiera a dormir, me pareció horrible, así que busqué alguna escuela de adiestramiento”, la actitud positiva lo llevó a encontrar una solución.

"Anoki" entiende las señas de su dueño.

Cerca de su casa se encontraba este lugar ideal y el entrenador que lo educó tenía experiencia con perros sordos, ciegos y con otro tipo de discapacidades, así que en un mes quedó listo. “Me enseñaron todos los comandos y es un perro normal, me comunico con él con señas, siempre me ubica con la vista. Es un hijo más, siempre que llego a casa, es el que más fiestas me hace. Cuando estoy fuera de viaje, por más de cinco días se pone mal, la raza whippet es propensa a la ansiedad por separación, cuando no ven a su dueño actúan erráticamente”, sin embargo, es educado y no causa problemas.

A Bibi le encanta tomarle fotos a su perro y decir que es el más guapo. (Foto: @bibimarin)

A ambos les gusta salir a pasear, correr y caminar, incluso cuando Bibi anda en bicicleta, “Anoki” es feliz a su lado. “Sin embargo, su hit es cuando salimos a hacer ejercicio. Me lo he llevado de viaje y adora estar cerca de la naturaleza. Hace años vivimos en Playa del Carmen y correteaba a los animales en el campo de golf, fueron tiempos de mucha felicidad para él. Aquí en la ciudad su vida es más sedentaria, pero procuro sacarlo a pasear”, concluye el integrante de Reik.

"Mi hijo, el más blanco de todos", es lo que puso Bibi al tomarse esta foto con su mejore amigo. (Foto: @bibimarin)