Eran unas promesas del cine y la televisión, sin embargo, el haberse enfrentado tan jóvenes a la fama y la fortuna hizo que estos actores perdieran el camino.
Redacción Clase
Además de haber estado en prisión durante 90 días, Lindsay Lohan ha visitado en varias ocasiones clínicas de rehabilitación. Fotos: Archivo/Especial

Además de haber estado en prisión durante 90 días, Lindsay Lohan ha visitado en varias ocasiones clínicas de rehabilitación. Fotos: Archivo/Especial

El haber entrado en contacto con la fama y la fortuna a tan corta edad, en gran medida motivados por sus padres, hizo que estos famosos perdieran el camino, tuvieran vidas complicadas y desarrollaran algunas adicciones.

 

Macaulay Culkin

Empezó su carrera a los cinco años y a los 10 conoció la fama internacional al interpretar al pequeño Kevin en “Mi  pobre Angelito”. Kit Culkin, su papá, decidió convertirse en su manager y lo sometió a extenuantes jornadas laborales.

Luego de que Macaulay obtuvo ganancias millonarias, sus padres, quienes no se habían casado, decidieron separarse y emprendieron una batalla legal por su fortuna. Esta situación provocó que el actor se alejara de sus papás, especialmente de Kit, y comenzara a llevar una vida de excesos y adicciones. Después de “Ricky Ricón”, película que grabó a los 14 años, no volvió a tener un papel relevante en el cine y actualmente dice estar retirado.

 

Lindsay Lohan

Se volvió mundialmente famosa a los 12 años, luego de realizar un papel protagónico doble en la película “Juego de gemelas”, después de la cual vendrían otros éxitos cinematográficos, los que le dejaron bastantes millones de dólares, mismos que comenzaron a ser disputados por sus padres. En alguna ocasión la actriz dijo que estaba cansada de mantener a su familia y de jugar a ser la mamá y el papá de sus hermanos.

La actriz tuvo que suspender su carrera debido a su adicción al alcohol y a las drogas y a los problemas legales que le acarrearon. Además de haber estado en prisión durante 90 días, Lindsay ha visitado en varias ocasiones clínicas de rehabilitación. También ha causado polémica su vida sentimental y sexual, pues hace algunos años dio a conocer su “lista negra” de amantes famosos.

A pesar de que ha conseguido papeles protagónicos destacados, su carrera no ha conseguido despegar.

 

Miley Cirus

Se volvió una estrella de la televisión a los 13 años, cuando consiguió el papel principal de la famosa serie “Hannah Montana”. Después de cobrar fama internacional con dicha serie, Miley se convirtió en la primera artista en hacer televisión, cine, música y otros productos para The Walt Disney Company. En 2011, cuando se transmitió la última temporada de “Hannah Montana”, la actriz decidió tomarse un descanso para darle una nueva dirección a su carrera.

Su disco “Bangerz”, lanzado en 2013, fue la consolidación de la nueva imagen de Miley, la cual se alejó totalmente de la que había conducido su carrera. La nueva Miley no sólo cortó y tiñó su cabello de rubio claro, sino que comenzó a salir casi desnuda al escenario, a realizar provocativos y polémicos bailes y actos en sus shows e incluso consumió marihuana frente a las cámaras y en algunos de sus conciertos.

La prensa del corazón ha especulado sobre una posible reconciliación con su ex prometido, Liam Hemsworth, y por ello se explican que la cantante no haya desatado más polémicas últimamente.

 

Drew Barrymore

Se inició en el mundo de la actuación a los cinco años, algo no tan raro si se toma en cuenta que proviene de una familia de actores y que su padrino es Steven Spielberg, y a los siete participó en el éxito cinematográfico “E.T.: El extraterrestre”. 

Desde que era pequeña, los padres de Drew quisieron que se convirtiera en una estrella y la presionaron para que lo lograra, motivo por el cual la infancia de la actriz fue muy complicada. A los 14 años ya había estado internada en centros de rehabilitación e instituciones psiquiátricas.

Su papá, John, abandonó a la familia y sólo mantuvo contacto telefónico con Drew, mientras que su mamá, Jaid, se dedicó a aprovecharse de la fama de su hija para acceder a lo mejor de la vida nocturna en Los Ángeles. 

La actriz se independizó legalmente de sus padres a los 15 años, superó sus problemas con el alcohol y las drogas y logró consolidar su carrera en Hollywood. Recientemente acaba de divorciarse de su tercer esposo.

 

Mary Kate Olsen

Era sólo una bebé cuando, junto con su hermana gemela Ashley, conoció la fama internacional al participar en la serie “Tres por tres”, lo cual fue el inició se su prolífica carrera en cine y televisión. 

Por años los medios estadounidenses de espectáculos especularon sobre los posibles trastornos alimenticios de Mary Kate, hasta que la actriz reconoció que estuvo en rehabilitación para tratar dichos problemas.

A pesar de que aún luce muy delgada, la actriz, al igual que se hermana, se ha centrado en su carrera en el mundo de la moda. En noviembre de 2015 contrajo matrimonio con Oliver Sarkozy.

 

Christina Ricci

Participó en su primera película a los 10 años y a los 11 se volvió famosa tras interpretar a Merlina en la célebre película “Los locos Adams”, después de la cual participó en otros éxitos como “Gasparín” y “Amigas para siempre”.

A la par que crecían la fama y la fortuna de Christina, también crecían los problemas en su casa. Sus papás terminaron separándose y al poco tiempo la actriz fue diagnosticada con anorexia, además fue detenida en un par de ocasiones por manejar en estado de ebriedad.

A pesar de sus problemas con el alcohol y los desordenes alimenticios, la actriz logró continuar con su carrera y actualmente se encuentra casada con James Heerdegen, con quien tiene un hijo.

field_id_youtube)) { ?>