La gran uva ibérica

El Tempranillo pudo haber sido la primera manifestación genética del mundo vitivinícola.

Foodie con Clase 04/02/2016 12:17 Actualizada 20:49

Después de un largo día, llegué a casa con el fin de entregar esta columna. Comiendo adrenalina… pero dispersa. Mi cabeza está un poco desparramada en mi actividad de hoy y la de mañana. A veces es difícil sosegar el alma. Pareciera que voy a bronco galope a contrarreloj y, al mismo tiempo, anhelando comparecer. ¡Me gusta recuperarme! Secuestrar mis pensamientos y sincerarme ante una hoja en blanco…

Así pues, prendí el calentador y tomé una botella de vino. (¡Hace mucho frío!) Me senté en esta esquina que he diseñado para quedar absorta. Tal vez para mi ego… o para conocerme mejor. Respiré profundo, le di un cómodo sorbo a mi copa y le permití a mis dedos calentarse con esta breve confesión. Ahora, que quede claro que no llevo ni una copa y que la calefacción aún no logra abrigar este breve espacio… ¡no esperen un tratado! 

Elegí un tempranillo. ¡Es normal! ¡Somos una colonia! Obviamente los vinos españoles nos gustan. Lo traemos reaccionando en los genes. 

Hablando de herencia, el tempranillo pudo haber sido la primera manifestación genética del mundo vitivinícola. Según investigadores del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino-ICVV y del Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario, es hijo de las variedades albillo mayor y Benedicto. Castas muy utilizadas en la vitivinicultura de España. Aunque la última, ya casi extinta. Lo importante es que ahora se puede corroborar científicamente el origen autóctono de esta variedad. Tempranillo podría haber nacido en el último milenio, en el entorno del Valle del Ebro. No es fácil encontrar referencias históricas fiables acerca de esta casta, porque su nombre de "tempranillo" hace referencia a una maduración temprana, y se ha utilizado bajo diferentes nombres: tinta del país, tinto fino, tinto aragonés, cencibel, chinchillana, escobera, tinto fino de Madrid, tinta de Toro,  y ull de llebre. Este último evidentemente de Cataluña. Se conoce en Portugal como aragonez y tinta roriz… Al fin de cuentas, es la uva madre de la Península Ibérica. ¡Los grandes vinos de España están elaborados con tempranillo! Rivera del Duero, Rioja, Toro.

Te dejo tres vinos que tienes que probar cuando te quieras consentir:

ALIÓN RESERVA 1998.  D.O. RIBERA DEL DUERO
 Bodegas y Viñedos Alión.Padilla de Duero (Valladolid) Elaborado con uvas tempranillo (100 %)

 

VEGA SICILIA VALBUENA 5º 2010. D.O Ribera del Duero. 95% Tinto Fino y 5% Merlot

 

PINTIA 2010.  D.O. Toro Bodegas Pintia-Vega Sicilia. 100% Tempranillo