Hermanas de sangre… azul

Nacieron con el linaje aristócrata, el lazo que las une es inquebrantable, unas son más unidas que otras, pero todas son hermanas reales.

Pippa, la hermana de Kate, fue nombrada “her royal hotness” tras acudir con un ceñido vestido a la boda real. (Foto: Archivo)
Pippa, la hermana de Kate, fue nombrada “her royal hotness” tras acudir con un ceñido vestido a la boda real. (Foto: Archivo)
Realeza Texto: Ana Laura Sánchez Díaz Monge/ Fotos: Getty Images, Archivo e Instagram 03/12/2015 12:39 Actualizada 13:00

Carolina y Estefanía, princesas de Mónaco

Las hermanas Grimaldi han llevado una relación cordial por el bien de Mónaco, aunque muchos aseguran que su relación se fracturó tras la muerte su madre. Carolina siempre culpó a Estefanía por aquel accidente en el que Grace Kelly perdió la vida. Se dice que gracias a Stefano Casiraghi ambas volvieron a hablarse y  llevar una relación amable cuando él le pidió a Estefanía fuese la madrina de su primogénito Andrea, desde entonces las cosas mejoraron y, aunque se dice que  la relación sólo era cordial, de un par años para acá se han vuelto a unir como las mejores amigas.

 

 

Victoria y Magdalena, princesas de Suecia

Aunque la diferencia de edad entre ellas son cinco años, este par de princesas escandinavas crecieron muy unidas. Magdalena fue un apoyo incondicional para Victoria cuando ésta fue víctima de anorexia, en su adolescencia. Por su parte, la heredera al trono sueco se mantuvo muy cercana a su hermanita menor tras el rompimiento de su compromiso con Jonas Bergström. Hoy viven distanciadas geográficamente pero unidas de corazón, y ambas son felices madres.

 

 

Beatriz y Eugenia, princesas del Reino Unido

Son la explosiva combinación del príncipe Andrés y su ex esposa Sarah Ferguson. Estas jovencitas recibieron su título por parte de su abuela, la reina Isabel, (algunos aseguran que este par de pelirojas le recuerdan esos años con su hermana Margarita). Las princesas son muy unidas tanto que Eugenia decidió mudarse el próximo año a Nueva York, para vivir con su hermana y conquistar juntas la Gran Manzana. Ambas son muy inteligentes y simpáticas pasan tardes enteras tomando té y jugando canasta con su abuela, la reina se interesa mucho por este par de hermanas, y ellas la  apodan cariñosamente “SuperGranny”.

 

 

Iman y Salma, princesas de Jordania

Abran paso para las nuevas ‘it girls’ de “Las mil y una noches”. Las hijas de los Reyes jordanos heredaron el cabello rubio y los ojos azules de su abuela británica, la reina Muna (Antoinette Gardiner) y el estilo de su madre, la reina Rania, quien ya comienza a incluirlas en actos reales a los cuales van vestidas de lo más chic. Estas jovencitas de 19 y 15 años respectivamente, aman viajar con su mamá a Londres y Nueva York, a donde les gusta ir de compras. También es sabido que tienen una gran preparación académica y hablan varios idiomas. La Princesa Iman hizo su debut real junto a sus padres en la boda de la Princesa Victoria, donde se pudo ver lo estilosa y distinguida que es.

 

 

Elena y Cristina, duquesa de Lugo y Palma (respectivamente)

Las hermanas del rey Felipe son amigas inseparables, conforman un gran trío con su prima Alexa de Grecia y ni las más duras tormentas en la Zarzuela las han separado. Actualmente y a pesar de la polémica por la que pasa la Infanta Cristina, Elena continúa siendo su mejor amiga y apoyo. Desde pequeñas crearon un vínculo muy fuerte, además ambas son muy apegadas a su madre la reina emérita Sofía, quien es su eterna aliada.