Gareth Wittstock, el “afortunado” hermano de Charlène de Mónaco

El joven lleva una vida de lujos y fiesta a costa del título de su hermana.

El hermano de Charlène ha hecho uso de los beneficios de ser hermano de una princesa. (FOTO: Archivo)
El hermano de Charlène ha hecho uso de los beneficios de ser hermano de una princesa. (FOTO: Archivo)
Realeza Redacción Clase 08/04/2016 12:53 Actualizada 13:01

Aunque la familia de los royals es poco conocida y tiene prohibido asistir a eventos oficiales, Gareth Wittstock, hermano de Charlène de Mónaco, acompañó a su hermana a un acto de su fundación en 2015, lo que abrió una puerta a su vida.

Nació en Bulowayo, Sudáfrica, donde comenzó su carrera en ingeniería informática, siguiendo los pasos de su padre. Al convertirse su hermana en princesa, Gareth abandonó sus estudios y se mudó a Mónaco, donde vive en un lujoso departamento.

Desde que Charlène comenzó a salir con el príncipe, él viajaba a Mónaco regularmente para pasar unos días con su hermana y asistir a una que otra fiesta. Al mudarse se llevó consigo a Roisin Galvin, su novia. 

Gareth, su madre Lynette y su hermano Sean, quien vive en Sudáfrica y estudia aviación

Lynette, la madre de Charlène también se mudó a Mónaco y la ahora princesa puso a disposición de su familia dos departamentos de lujo muy cerca del palacio. En uno vive su madre y en el otro Gareth y Roisin; sin embargo ninguno de ellos tiene un empleo fijo. 

El hermano de la princesa de Mónaco dedica su vida a ir de fiesta en fiesta junto a Roisin, quien fuera modelo; sin embargo, desde hace tiempo no ha tocado las pasarelas. 

Junto a su amada Roisin se ha convertido en una de las parejas it de Mónaco y desfilan por El Gran Premio de la Fórmula 1, el baie de la Cruz Roja e incluso saludan desde el balcón en la Fiesta Nacional

 

En 2013 Gareth y Roisin recibieron a Kaia Rose, su primogénita, en el hospital Grace, mismo en el que nacieron los príncipes Jaques y Gabriella. Los padrinos de bautizo curiosamente fueron los príncipes Alberto II y Charlène y la ceremonia se realizó en el principado. La pareja ha seguido con su vida de lujos y fiesta; sin embargo, planean que la pequeña estudie en el colegio del principado.