Nieto, hijo, sobrino y hermano de toreros, lleva orgulloso un legado familiar taurino que a sus 42 años sigue siendo su vida.
Texto: Ana Anabitarte / Fotos: Getty Images y Cortesía Francisco Rivera
El próximo 7 de febrero se presentará en la monumental Plaza México, su primera aparición en el ruedo  tras una cornada que casi le quita la vida. (FOTO: Getty Images y Cortesía Francisco Rivera)

El próximo 7 de febrero se presentará en la monumental Plaza México, su primera aparición en el ruedo tras una cornada que casi le quita la vida. (FOTO: Getty Images y Cortesía Francisco Rivera)

Mil veces que naciera mil veces que querría ser torero”

El próximo 7 de febrero se presentará en la monumental Plaza México, su primera aparición en el ruedo  tras una cornada que casi le quita la vida. En exclusiva platicó con CLASE sobre lo que significa para él la fiesta brava y el privilegio de vivir de y para este arte.

 

Desde el día en que nació Francisco Rivera Ordóñez (Madrid, 3 de enero de 1974) ha estado rodeado de fotógrafos. Hijo del célebre torero “Paquirri” (que murió por una cornada cuando él tenía sólo diez años), y de Carmina Ordóñez, (hija del torero Antonio Ordóñez y fallecida hace unos años), en 1998 se casó en la catedral de Sevilla con la hija de la duquesa de Alba, Eugenia Martínez de Irujo, de la que se separó unos años después.

 

Ella le hizo duque consorte y padre por primera vez de Cayetana, que tiene 16 años. Y con Eugenia se convirtió en personaje favorito de las revistas del corazón. En el año 2002 se divorciaron y hace dos años Fran, como le conocen sus amigos, se casó con la abogada sevillana Lourdes Montes, con quien tuvo a Carmen, quien tiene cinco meses.

En su infancia fue un pésimo estudiante empeñado en ser torero así que con sólo 17 años, su madre le firmó un documento con el que le autorizaba torear. El 23 de abril de 1995 con 21 años tomó la alternativa en la Maestranza de Sevilla junto con Juan Antonio RuizEspartaco”  y con Jesulín de Ubrique de testigo. Ese día dejó de ser “el nieto de” para convertirse en torero. Desde entonces ha protagonizado más de mil corridas, ha matado a más de mil 500 toros y ha sido premiado con infinidad de orejas. También tiene la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Hijo, sobrino y hermano de toreros, hace unos días Rivera se hizo una foto toreando una vaquilla con su bebé en brazos. Aquello provocó un enorme revuelo en las redes sociales y en los medios de comunicación. El Defensor del Menor, Jesús Maeztu, llevó el caso a la Fiscalía de Sevilla que después de escuchar su declaración lo archivó. Él no entiende la polémica. Dice que en todo momento su hija estuvo segura y que jamás habría arriesgado su vida. Y así zanja el tema. Se quiere concentrar en su viaje a México y en la corrida que ofrecerá este domingo 7 de febrero en La Monumental, donde reaparece después de la grave cogida que sufrió hace unos meses en España y que estuvo a punto de costarle la vida. Apenas unas horas antes de subirse al avión acepta hablar con CLASE. Y lo hace de toros, pero también de México, un país que le encanta y al que siempre que puede viaja.  Y donde no toreaba desde hace muchos años.

“México me encanta, me apasiona. Voy cada año de turismo y ahora tenía muchas ganas de volver porque hacía mucho que no toreaba allí, por lo menos 14 años. Así que estoy muy ilusionado y emocionado. Para un torero estar en la Plaza México es lo máximo, es como torear en Sevilla, un sueño”, asegura. “También el público mexicano me encanta. De hecho, creo que el público español tiene mucho que aprender de ellos. La gente en México va a los toros a disfrutar y no a examinar. Además en México la gente tiene una sensibilidad especial, se valora todo y se respeta al torero. En España  una gran parte del público va a los toros a examinar al torero y a mirar lo que hace mal, y se han olvidado de disfrutar un poco. Hay que ir sin prejuicios”, añade.

Rivera Ordóñez ha viajado a nuestro país una semana antes de la corrida para adaptarse al horario, a la altura “es más cansado torear allí” y “para agarrarle el tacto al toro mexicano”. Dice que es distinto del español. “Tiene una embestida  mucho más espaciosa, y que es mejor para torear bien pero también es más difícil porque es un toro que tiene un temple complicado”.

Será una corrida muy especial para él no sólo por los 70 años que cumple la Plaza sino porque supone su reaparición tras la cornada que sufrió en agosto pasado que casi le cuesta la vida. “Estoy nervioso porque en México va a ser la primera vez que me pongo un traje de luces, pero también estoy muy ilusionado”, dice.

Después de 17 años toreando, el 13 de octubre del 2012 se retiró sin decir nada. “Lo llevaba madurando un tiempo”, reconoce. Sin embargo, a los dos años volvió. “Pensaba que iba a ser definitivo, pero las ganas de ser torero y la ilusión me ganaron”. Echaba de menos “todo”. “El torear en la plaza, las sensaciones, la responsabilidad, la descarga de adrenalina, la convivencia con la cuadrilla...”, repasa. Asegura que la vida de torero “es maravillosa, muy dura y muy sacrificada pero tiene su recompensa”. Y añade que “mil veces que naciera mil veces que querría ser torero”. 

Tras sufrir la peor cornada de su vida está recuperado. Lleva muchos meses entrenándose a nivel físico para su reaparición. Cuenta que el toreo es un arte, una forma de expresar unos sentimientos que es lo que llega al público, pero tiene una parte de entrenamiento físico exhaustivo, hasta el más alto nivel de competencia. Y lo compara con un atleta olímpico. “Un atleta olímpico cuando se prepara tiene que conseguir correr un segundo más rápido, un torero también. La diferencia es que en ese segundo el torero puede salvar la vida”. Pero además de un entrenamiento físico también hay un entrenamiento técnico. “El capote y la muleta tiene que ser una prolongación de tu cuerpo. El peso, el tacto y la velocidad son matices muy pequeños que hay que dedicarle muchas horas”, explica. Y una preparación mental. En este sentido reconoce que el miedo está siempre presente. “De las cosas que más nos cuesta a los toreros es asumir ese miedo”, esgrime. “El torero no es un loco que va a la plaza sin pensar. Va a torear, es consciente del riesgo que corre y lo asume, e interiorizar ese miedo es lo más complicado. No es malo tener miedo -aclara-, lo malo es que el miedo te pueda a ti”. 

Él, para controlar ese miedo desde hace 16 años entre 3 y 4 veces a la semana practica el Aikido, un arte marcial de defensa personal japonés. “Forma parte de mi vida y me ha ayudado porque es autocontrol, es capacidad de acción reacción, te enseña a enfrentarte a tus miedos, a controlar, es meditación, concentración y todo eso a alguien que se está jugando la vida le ayuda mucho”, explica. 

A lo largo de su vida Fran Rivera ha toreado unos mil 500 toros. Y cada día que tiene que salir al ruedo sigue el mismo ritual. Se levanta, come temprano, “normalmente pasta que es energía”, y siete horas antes de empezar la faena no ingiere nada más “para tener la digestión hecha y que no te pese el cuerpo, y por si hay que intervenir”, explica consciente de que una cornada le puede llevar al quirófano. Pasa el día tranquilo, descansando, después de comer se duerme la siesta, luego sale a correr para calentar como cualquier deportista, vuelve al hotel, se ducha y se va a la plaza. 

“Mi mejor técnica de relajación es mi siesta”, cuenta divertido. “Me duermo seco, y cuando me despierto paso mucho frío. Bueno, paso mucho frío todo el día. De hecho al dormir la siesta me tapo mucho, sudo mucho y a la vez estoy muerto de frío. Y es que el miedo es frío”, reconoce.

Siempre que puede su mujer y su hija mayor le acompañan a la plaza. “No me desconcentra que estén conmigo. Al contrario. Me gusta que vivan conmigo esos momentos”, comenta. Y explica divertido que cuando se va vistiendo su mujer dice “que se me va poniendo cara de ‘Paquirri’”. Es decir, cara de torero. “De repente cambio, dejo de ser Fran y me convierto en “Paquirri”, y no presto atención a nada de lo que me dice. Es un momento muy íntimo que vivo con ellos, con mi mozo de espadas y con algún amigo muy cercano, pero con nadie más”.

 

El momento de salir al ruedo es “el más complicado y en el que pasas más miedo. Sientes la emoción de estar allí, esa carga de responsabilidad, también ese momento de cumplir tu sueño. Y lo que tienes es muchas ganas de que salga el toro para empezar a torear”. 

A sus 42 años ahora vive el toreo de otra forma. “Con la edad se tiene más miedo, pero también disfrutas más. Antes estás a sangre y fuego y la responsabilidad no te deja disfrutar de todo lo maravilloso que es ser torero. Yo ahora disfruto de ver a los compañeros,  lo que hacen para ti, son superhéroes, de la gente, del instante en el que sale el toro, de cada muletazo, de esa sensación que tienes de que vas a darlo todo y a disfrutar cada segundo. El domingo seré un privilegiado de vivir aquello, de estar allí, en la plaza más grande del mundo, de hacer el paseíllo ante toda esa gente. ¿Cuánta gente puede vivir esa experiencia? Muy poca. Yo voy a disfrutar de eso, de cada segundo, para que quede dentro de mi alma y recordarlo el resto de mi vida”, concluye. ¡Mucha suerte maestro!

 

Tradición que causó polémica

En lo que para Francisco Rivera era una muestra de orgullo y tradición al torear una vaquilla con su bebé en brazos, pues: “Mi abuelo toreó así con mi padre. Mi padre toreó así conmigo, y yo lo he hecho con mis hijas Cayetana y ahora con Carmen”,  se convirtió pronto en una polémica en las redes sociales. Sin embargo, de inmediato recibió el apoyo de la comunidad taurina  y de su esposa Lourdes Montes quien aseguró nunca sintió temor por este hecho.


Los reyes de los Países Bajos se metieron en otro problema con su pueblo: se fueron de vacaciones a Grecia en medio de la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus
Redacción
reyes holanda, rey de holanda, reina holanda, escandalo reyes grecia, guillermo alejandro holanda, maxima holanda

(Getty Images)

 Willem-Alexander y Máxima, reyes de los Países Bajos, tuvieron que disculparse con su pueblo y varios políticos debido a que en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus, se les ocurrió salir de vacaciones a Grecia con sus tres hijas. Este episodio que ha sido nombrado como una verdadera tragedia griega, obligó al rey y a la reina consorte a ofrecer disculpas por tan atrevidas decisiones. 

El rey apareció en el video, que distribuyeron en redes sociales, con una expresión sin un dejo de felicidad, más bien lucía apenado, mientras que Máxima Zorreguieta, con cara de preocupación. El diario alemán Bunte así lo describió: "El clímax preliminar tras una pésima decisión de las majestades".

 

"Con pesar en mi corazón, me dirijo a ti", comienza el comunicado oficial de la Casa Orange-Nassau. "Nuestro viaje a Grecia ha provocado fuertes reacciones en muchos holandeses. Duele haber traicionado tu confianza. A pesar de que el viaje estuvo en línea con las regulaciones, fue muy imprudente no tomar en cuenta el impacto de las nuevas restricciones en nuestra sociedad. Nuestra propia decisión de regresar se tomó al darnos cuenta de que no deberíamos haber ido. Desde el comienzo de la crisis de la corona, hemos hecho todo lo posible, dentro de los límites de la política de la corona, para encontrar espacio y estar allí tanto como sea posible para todos los que buscan apoyo en tiempos inciertos", continuó el texto.

reyes de holanda paises bajos

(EFE)

"Es un momento difícil para todos. Un tiempo de carencias, limitaciones y preocupaciones. Del miedo, la ira y la inseguridad también. Hemos escuchado las historias conmovedoras en muchos encuentros, en persona y digitalmente. Nos sentimos conectados contigo y con todas aquellas personas que se han visto afectadas directa o indirectamente. Continuaremos trabajando con ustedes para eliminar el coronavirus. Para que todos en nuestro país puedan retomar la vida normal lo antes posible. Eso es ahora lo más importante y continuaremos haciéndolo lo mejor que podamos. Estamos involucrados".

Leer tambiénLatinas que conquistaron el corazón de un royal europeo

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

el

Se sabe que, cuando explotó el escándalo, los reyes regresaron inmadiatamente con su hija más pequeña, Ariane, mientras que las dos mayores, Amalia y Alexa, volvieron a La Haya tres días después, al parecer, por la disponibilidad de boletos de avión.

Leer tambiénEl polémico Tik Tok "racista" de Alexia, hija de Máxima de Holanda

reyes holanda, rey de holanda, reina holanda, escandalo reyes grecia, guillermo alejandro holanda, maxima holanda

La arquitecta Claudia Wade platicó con Clase sobre los detalles de su embarazo con el político poblano Gerardo Islas, luego de que ambos dieran la noticia a través de sus respectivas cuentas de Instagram
Brando Alcauter
gerardo islas, claudia wade, esposa gerardo islas

(Cortesía)

“Yo no podía creer lo que veía en la pantalla del test, fui corriendo hacia donde estaba él (Gerardo) para que me dijera que efectivamente veía lo mismo que yo. Inmediatamente se le iluminó el rostro con una sonrisa enorme, me abrazó y me dijo `¡Felicidades vamos a ser papás!´. Fue inevitable que no se nos salieran las lágrimas de emoción y felicidad”, así comenzó Claudia Wade a contar a Revista CLASE cómo fue el momento exacto que ella y Gerardo Islas se enteraron que pronto tendrán un bebé.

La mujer de 28 años nos compartió una imagen del político que además de ser diputado en el Congreso de Puebla, es el presidente de la Asamblea Nacional del nuevo partido político llamado Fuerza Social por México, en la cual, está con una sonrisa de oreja a oreja y agarrando dos pruebas caseras de embarazo.

Claudia y Gerardo se enteraron que serán papás cuando ella apenas tenía dos semanas de embarazo y aseguró que aún no saben el sexo del bebé que nacerá en la primavera del 2021, pero nos contó, en primicia, que en caso de que sea niña se llamará María, como una forma de honrar a la Virgen María, Nuestra Señora de Guadalupe, pues tanto ella como Gerardo son fervientes devotos. No obstante, en caso de que el bebé sea niño, Claudia confesó que a ella le gustaría que se llamara Gerardo, igual que su esposo.

La también arquitecta de profesión, adelantó que el bebé nacerá en Puebla, lugar de donde es originario Gerardo, ya que su esposo ama a su estado y a sus ciudadanos. De las primeras personas en enterarse del embarazo de Claudia fue su suegra, Fabiola Maldonado Naude y días después la pareja viajó a Tabasco para comunicarle la noticia a la familia de Claudia Wade, luego ella y Gerry — como le dicen de cariño a Gerardo— decidieron invitar a Gerardo Islas Hernández a una cena para comunicarle que se convertiría en abuelo por primera vez.

gerardo islas claudia wade esposa gerardo islas(Gerardo Islas / Cortesía)

Al preguntarle a Claudia como se ha sentido en estos primeros días de embarazo, respondió: “Me he sentido excelente. Ha sido un bebé que se ha portado increíble con su mamá, no he tenido una sola nausea, mareo o los síntomas que muchas mujeres embarazadas tienen. Yo me he sentido increíble y eso me ha permitido poder estar a lado de Gerry en estos días de intenso trabajo que él tiene”.

Por último, la esposa de Gerardo Islas aclaró que su marido puso que con la llegada del bebé serían cuatro en la familia Islas Wade, lo cual levantó la ceja a más de uno, sin embargo, el poblano se refería a Thomas, la mascota de Claudia, un perro de la raza Pomerania color negro.

Gerardo y Claudia se casaron por lo civil el sábado 29 de agosto de 2020 en una hacienda privada del Estado de México ante no más de 20 invitados, una boda que será recordada por lo sorpresiva que fue pues la organizaron en cuatro días.

gerardo islas claudia wade esposa gerardo islas(Claudia Wade com Thomas y Gerardo Islas / Cortesía)

gerardo islas, claudia wade, esposa gerardo islas

La empresaria, socialité y mamá de cuatro confesó a David Letterman que gana más dinero en redes sociales que en el reality show KUWTK
Redacción
kim kardashian, kim kardashian cumpleaños, kim kardashian letterman, kim kardashian netflix

(Instagram)

Hoy, una de las mujeres más famosas, ricas e influyentes cumple 40 años. Kim Kardashian, esposa del polémico rapero Kanye West, está de fiesta y, por ello, Netflix estrena la temporada 3 de "My Guest Needs No Introduction with David Letterman", quien se encargó de entrevistar y hasta de provocar el llanto en la socialité estadounidense.

En esa entrevista, Kim Kardashian confesó que gana más millones publicando en redes sociales que en el reality "Keeping up with the Kardashians", que se transmite por E! Entertainment. "Siendo realistas, podemos publicar algo en las redes sociales y ganar más de lo que hacemos en toda una temporada", sentenció.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

La mamá de cuatro, North, Chicago, Saint y Psalm, habló de muchos temas con el famoso presentador de televisión: de cómo el juicio de O.J Simpson destrozó a su familia (su papá fue abogado defensor de O.J y su mamá fue amiga cercana de Nicole, la esposa asesinada), del día que descubrió que su padrastro era transgénero y de su familia, entre otras cosas.

Leer tambiénEl candente bikini de Kylie Jenner incrementa de forma sorprendente el número de votos en EU

"No seríamos quienes hoy somos sin 'Keeping Up With the Kardashians' y es por eso que continuamos compartiendo nuestras vidas. Incluso, de manera realista, podemos publicar algo en las redes sociales y ganar más de lo que hacemos en toda una temporada", dijo a Letterman de acuerdo con "BuzzFeed News".

kim kardashian

De acuerdo con "TMZ", Kim Kardashian y su familia firmaron un contrato de cinco temporadas con E! por 150 millones de dólares, con un 50 a 60 por ciento dividido entre Kim, Kourtney y Khloe y la mamá Kris Jenner ganando un 10 por ciento, en 2017. 

Es importante destacar que la tercera temporada del show se grabó antes de la pandemia por el nuevo coronavirus y, también, de que el rapero Kanye West se lanzara a la candidatura presedencial de Estados Unidos.

 

Leer tambiénKim Kardashian seduce con un bikini con estampado de serpiente

kim kardashian, kim kardashian cumpleaños, kim kardashian letterman, kim kardashian netflix

El actor español, en mejor forma que nunca, nos habla de su experiencia con la pandemia, de su amor por México y de lo que significa ser el embajador de los 100 años de Berger Joyeros
Marisa Zannie
ivan sanchez entrevista 100 años de Berger Joyeros

(Foto: Adriana Hernández para Clase)

Para festejar los 100 años de Berger Joyeros, su embajador, el actor español Iván Sánchez, estuvo de visita en México. Iván, quien vive en Madrid, pasó allá la mayor parte de la pandemia, pero finalmente regresó al país, el cual, según dice él mismo, visita con frecuencia desde hace 26 años y es un lugar que ama tanto que no solamente pasa aquí largas temporadas sino que incluso tiene aquí una casa. El actor, quien estaba de muy buen humor, señaló que se sentía muy contento de "finalmente ver gente celebrando y festejando" --con todas las medidas de seguridad pertinentes contra la pandemia, por supuesto-- y de estar de regreso en nuestro país.

Leer más: Camila Sodi e Iván Sánchez, la pareja del momento. 

Tuvimos oportunidad de tener una charla con él, en la que nos reveló, entre otras cosas, de dónde viene su amor por México, cómo vivió la pandemia y su concepto de la elegancia.

Cuéntanos Iván ¿dónde estás viviendo?

Tengo un par de años viviendo en Madrid, aunque vengo mucho -excepto este año tan curioso que nos ha tocado (se ríe)- tengo mi casa aquí, pero la verdad es que ya estoy pasando más tiempo allá en España.

Y ¿cómo te fue con la pandemia?

Pues, muy loco todo, la verdad. Yo estaba trabajando en Argentina y el 9 de marzo me entero que para el día 11 se cerraban los colegios en España, y que para el 13, ya debía quedarse todo el mundo en casa.  De Argentina yo venía a México a presentar una película en el Festival de Cine de Guadalajara, pero, por fortuna, pude encontrar un boleto de regreso a Madrid. Cuando llegué ya estaba todo el mundo encerrado y pasamos así los siguientes tres meses. El resto, como sabes, es historia…los aplausos a las 8 de la noche, todo aquello, lo recuerdo y todavía se me pone la carne de gallina, fue muy emocionante.

Y aunque todo fue muy raro, para mí fue un buen ‘parón’ en muchos niveles, y afortunadamente, en cuanto acabó el encierro empecé a trabajar. Tuve un mes de vacaciones en el que pude viajar un poquito, por España y fuera, y después estuve rodando una serie hasta prácticamente la semana pasada.

ivan sanchez entrevista 100 años berger joyeros

(Foto: Adriana Hernández para Clase)

Y ¿a qué vienes a México?

Primero, que nada vengo a la celebración de los 100 años de Berger, para la cual había muchos más planes, pero desafortunadamente se nos atravesó este año tan raro. Había también otros proyectos de trabajo, pero se retrasaron, casi todos para principios de año. Sin embargo, creo que el 2021 va a ser un año muy bueno, por lo menos para mi profesión, durante este encierro se consumieron más contenidos audiovisuales que nunca antes y creo que eso ya no va a cambiar. Por otro lado, el teatro está sufriéndolo mucho y con el cine… pues, vamos a ver qué pasa.

Y ¿en qué estás trabajando?

Terminé hace dos semanas de rodar una serie española que se llama “Pequeñas coincidencias” que se transmite por Prime y he sido muy afortunado, porque salir del encierro a filmar comedia ¡ha sido maravilloso! Después volveré a Guadalajara, ahora sí a presentar “Isaac”, la película, y a ver qué sigue…

Y platícanos de los 100 años de Berger…

Bueno, pues todo empezó el año pasado, Sergio (Berger) me llamó --somos amigos desde hace años--, me contó todo lo que se venía y le dije que para mí sería un honor y un privilegio poder formar parte de esta importante celebración como embajador. Había programados una serie de eventos a lo largo de todo el año que, como sabemos, al final han tenido que hacerse de otra forma. Pero al final, creo que lo que tenemos que destacar, independientemente de las joyas, los relojes y todo lo que rodea a la firma, son sus valores. ¡Tienen que ver el libro conmemorativo de los 100 años! Es una joya en sí mismo, darte cuenta de con qué amor converge toda la familia en su trabajo.

¿Qué es para ti la elegancia?

Yo creo que es un estar, una manera de vivir, de funcionar, de actuar. Todo se puede aprender, al final, pero creo que hay cosas que son naturales. Uno no sabe muy bien por qué, pero hay una armonía, un ‘algo’, un aura que te dice “sí, es elegante”. Por otra parte, una chaqueta, una camisa, una joya o un reloj siempre ayudan a crear una buena imagen, pero la elegancia va mucho más allá de eso.

¿Y el tiempo, qué es para ti?

Mira, después de este año, creo que el tiempo es un privilegio que malgastamos y que se nos va. Yo creo que este parón nos ha dado mucho qué reflexionar acerca del cómo y con quién desperdiciábamos nuestro tiempo. Creo que ahora todos nos hemos replanteado con quién verdaderamente queremos compartirlo.

ivan sanchez entrevista 100 años berger joyeros

Iván Sánchez posa con un reloj Panerai. (Foto: Adriana Hernández para Clase)

Y ¿cómo se es elegante en tiempos de pandemia?

Pienso que, más que nada, con respeto por el otro, el hecho de llevar el cubrebocas es ya un acto de respeto y, sí, de elegancia.

¿Qué es lo que te gusta de México? ¿Qué te trae para acá?

¡Uy! ¿Por dónde empiezo? Hace 26 años que vengo a México, tengo aquí un amigo, un amigo muy cercano y por él ya había venido muchísimo aquí, su familia siempre me recibió con mucho amor. Y hace 10 años, la vida o el destino o lo que le quieras llamar, me devolvió ese amor que siempre le he tenido a este país con trabajo y con el respeto y el cariño de la gente. México está en mi corazón ya para toda la vida, es mi segundo hogar, como te dije, tengo una casa aquí…

Hay sitios a los que uno llega y la vida es fácil y hay otros en los que, por mucho que tú quieras, eso no sucede, y con México, siempre ha sido muy fácil.

Leer más: Iván Sanchez y Lydia Cacho sellan su amistad con contundente mensaje.

¿Te ha costado trabajo desprenderte de “el gallego”, tu personaje en "La reina del sur"?

Yo creo que nunca nos desprendemos realmente de nada y, ¿por qué querría desprenderme de un personaje que me ha dado tanto? En su momento me abrió las puertas a un mercado gigantesco, laboral y personalmente hablando, y qué bonito que la gente lo recuerde aún después de 10 años.

“El gallego” te estableció como un sex symbol, ¿qué reloj consideras como el más sexy?

(Se ríe) Creo que usas el reloj que corresponde a tu estado de ánimo: más deportivo, más casual, más elegante, más formal, más sencillo o más complicado...y es bonito tener una colección que después puedas dejar como herencia a tu familia. Uno de los valores y misiones de la familia Berger es transmitir que con ellos estás adquiriendo algo que se podrá convertir en un legado para tus hijos y hasta para tus nietos.

iván sánchez, entrevista, 100 años de berger joyeros